¿Cómo está físicamente La Vinotinto de las Alturas?

Cada vez falta menos para volver a ver en acción a La Vinotinto. Este fin de semana, domingo y lunes, disputarán la doble fecha clasificatoria a la Americup 2022 en Cali, donde de conseguir un triunfo, sea contra Colombia o Chile, obtendrán su cupo continental.

Días atrás anunciaron el corte de 15 jugadores, con respecto a la lista de 24 previamente escogidos, y charlamos con Ricardo López, preparador físico de la Selección Nacional, acerca del estado en el que se encuentran los protagonistas tomando en cuenta que, sacando a los que están en el exterior, el resto no ha tenido partidos oficiales en el 2021.

El trabajo físico no paró para La Vinotinto

Hace dos semanas comenzaron los entrenamientos con el equipo blanco. Esta concentración de jóvenes tuvo cuatro días de trabajo antes de arribar la selección mayor. “Individualmente cada uno estaba haciendo sus planes. Tienen un trabajo de pre-pretemporada”, comentó Ricardo, quien también atiende a varios atletas en distintos estados y fuera del país.

Heissler Guillent y Gregory Vargas son los únicos del plantel actualmente en Venezuela -sin contar a Andrés Marrero– que no estuvieron en la Superliga de Baloncesto, sobre su situación particular, aclaró: “La ventaja que tienen ellos es que no tuvieron mucho tiempo inactivos. Su período fue muy corto y se mantuvieron trabajando, ellos dos conmigo a distancia. No pararon en diciembre ni en las primeras semanas de enero”.

De momento no ha habido ninguna lesión ni problema, según afirmó. Otra de las novedades es el posible debutante quien aterrizó proveniente de Estados Unidos, Marrero. Acerca de su primera impresión con el chico de 18 años, dijo: “Desde el primer día se integró al trabajo físico y el técnico-táctico. Positivo, con ganas de aprender, de crecer, y bastante motivado por estar”.

El “rookie” sufrió la tradición del novato en el deporte venezolano y pasó por la máquina:

Escrito por: Santiago Aceituno R / @SantiAce23

Foto: @oswaldonarvaez

Botón volver arriba