Oklahoma City reaccionó sobre el cierre y se mantiene vivo

En unos de los mejores partidos que han dado los Playoffs de la NBA en la “Burbuja de Orlando”, Oklahoma City Thunder venció a Houston Rockets en un dramático final que se resolvió en la prórroga.

 

Houston llegaba a este duelo con dos juegos de ventaja y quería darle la penúltima punzada a OKC este sábado. Así, los de Mike D’Antoni comenzaron dominando el partido en los tres primeros cuartos al llegar a los 12 minutos finales con ventaja de cuatro. Pero lo mejor del compromiso se daría en el desenlace.

 

Dramático final

 

Rockets parecía que se llevaba el duelo luego de sacar una ventaja de dos posesiones largas con menos de dos minutos por jugar. Ahí apareció el alemán Dennis Schroeder, que con un triple puso el duelo por dos. Aunque, la respuesta texana fue rápida y PJ Tucker convirtió un triple desde la esquina que casi sentenciaba el duelo y prácticamente la serie.

 

Con menos de 50 segundos por jugar, llegó la reacción del Thunder, gracias a dos canastas rápidas de Chris Paul y Steven Adams. Se colocaban a uno con 24 segundos para el sonido de la chicharra. Y ahí llegó la pérdida en la salida que le permitió a OKC tener una nueva oportunidad para anotar y la aprovecharon.

 

En la esquina estaba libre Shai Gilgeous-Alexander, que acertó el canasto para sellar la remontada y ponerse arriba por la mínima.

 

 

De todas maneras la pelota la volvería a tener Houston y Danuel House Jr. recibió una falta que le permitió lanzar dos tiros libres para ganar. Convirtió el primero y falló el segundo.

 

Con 8.7 segundos por disputarse, Chris Paul se presentó con la posibilidad inmejorable de ganar el partido. Pero el piloto falló la bandeja y todo se definiría en los cinco minutos del tiempo suplementario.

 

En la prórroga solo hubo un equipo en cancha. De inicio Oklahoma estableció un margen de 11-0 que terminó por sellar las acciones del compromiso.

 

https://twitter.com/okcthunder/status/1297336870796316674

 

Los cuatro mosqueteros guiaron el triunfo de Oklahoma City

 

El poderío ofensivo de OKC se vio reflejado en el desempeño del trío conformado por Chris Paul, Danilo Gallinari y Gilgeous-Alexander. Además de la labor de Dennis Schroeder como sexto hombre. Entre ellos hicieron 98 de los 119 del conjunto dirigido por Billy Donovan.

 

Paul movió los hilos de la conducción con 26 puntos y cinco asistencias. Mientras que Alexander y Gallinari lo escudaron con 23 y 20 tantos, respectivamente.

 

Destacable la labor de Schroeder saliendo desde el banco con 29 encestes y cinco habilitaciones.

 

No basto por Rockets una nueva exhibición en ataque de James Harden que casi se van con triple doble. La “Barba” finalizó con 38 contables, ocho asistencias y siete capturas antes de salir por cometer su sexta falta personal.

 

El próximo capítulo de esta serie que busca un nuevo clasificado en la Conferencia Oeste tendrá su cuarto capítulo el próximo lunes 24.

 

Escrito por: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398.

Foto: Bleacher Report.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba