De vuelta a casa: cinco momentos inolvidables de Alcides en Kansas City

Lo que parecía imposible, se convirtió en una realidad absoluta este martes. Alcides Escobar está de regreso con los Reales de Kansas City, divisa con la que no solo ha disputado ocho de sus 11 contiendas como ligamayorista, sino también con la cual ha vivido, sin lugar a dudas, sus mejores momentos como pelotero profesional.

Escobar, de 34 años de edad, llegó a un acuerdo de ligas menores con la organización e iniciará la temporada con su sucursal triple A, misma que tiene sede en la ciudad de Omaha.

El nativo de La Sabana fue adquirido inicialmente por los azules en diciembre de 2010, cuando los Cerveceros lo enviaron en un paquete que incluyó a otros tres peloteros para obtener al estelar Zack Greinke. En sus ocho zafras con los Reales, Escobar ligó para .259/.292/.344, con 36 jonrones, 390 empujadas y 526 anotadas; asimismo, disputó los 162 juegos de la temporada regular en tres años distintos con el club, asistió a un Juego de Estrellas y ganó un Guante de Oro.

Tras culminar su estadía con Kansas City en 2018, el paracorto pasó todo el 2019 en la categoría triple A con los Medias Blancas de Chicago, antes de partir rumbo a Japón en la campaña siguiente, en la que vistió el uniforme de las Golondrinas de Yakult de la pelota nipona.

Ahora de regreso en la franquicia donde vivió sus alegrías más grandes como profesional, Escobar esperará por la oportunidad de retornar al mejor beisbol del mundo y, ¿por qué no?, de volver a brillar en unos Reales que asistieron a dos Series Mundiales corridas en 2014 y 2015, ambas con el criollo en rol protagónico.

A continuación presentamos cinco de los momentos más memorables de la primera pasantía de “Esky” en Kansas City, todos en la postemporada, etapa en la que el torpedero mostró su mejor rostro, al conectar para promedio de .331, con dos jonrones y 14 fletadas en 31 desafíos.

5) HR para abrir el marcador de la ALCS 2014:

Escobar puso a los Reales arriba en el marcador en el tercer episodio de la Serie de Campeonato frente a los Orioles en 2014, cuando despachó un cuadrangular ante el “as” de Baltimore en ese entonces, Chris Tillman.

Kansas City terminó ganando ese compromiso con pizarra de 8-4 y también se llevó los siguientes tres cotejos para barrer la serie y avanzar a su primer “Clásico de Otoño” desde 1985.

4) Héroe también al día siguiente:

El venezolano no estuvo satisfecho con el daño causado en el cotejo inaugural, así que con el segundo encuentro igualado a cuatro carreras por bando en el noveno inning y con un compañero en la intermedia, sacudió un doble impulsor que volvió a poner arriba a Kansas City y lo hizo frente a los envíos del taponero estelar de Baltimore, Zach Britton.

Los Reales pusieron la serie a su favor 2-0 con un triunfo de seis carreras por cuatro esa noche.

3) Abrió el marcador en la ALCS 2015:

Al igual que lo había hecho el año anterior, Escobar le agarró el gusto a tener el privilegio de inaugurar la pizarra en la Serie de Campeonato y esta vez ante el mexicano Marco Estrada de los Azulejos, el campocorto sonó un doble en el tercer acto que impulsó al veterano Alex Gordon con la primera rayita de un juego que ganaron los Reales con marcador final de 5-0.

El toletero guaireño disparó otra conexión de dos bases en ese enfrentamiento y pisó la registradora en un par de ocasiones. En los seis duelos de esa serie, Escobar bateó .478/.481/.652, con un OPS de 1.134 y fue electo como MVP de la instancia.

2) Mantuvo el “momentum” de su lado en la WS:

Los Mets estaban arriba de los Reales por la mínima diferencia en el segundo desafío del “Clásico de Otoño” en 2015, hasta que Escobar conectó un imparable ante Jacob deGrom en el quinto capítulo, que llevó a Gordon a la goma con la rayita del empate.

Esa fue la primera de dos remolcadas para el venezolano en ese choque, que puso la serie a favor de Kansas (2-0) con una victoria de siete carreras por una.

1) Jonrón dentro del campo para subir el telón:

Y en el que posiblemente ha sido el momento más trascendente de su carrera como profesional, Escobar compró al primer pitcheo que vio del abridor de los Mets, Matt Harvey, para acreditarse un cuadrangular dentro del campo y poner arriba a los Reales en la misma entrada inicial del desafío inaugural de la Serie Mundial 2015 en Kauffman Stadium.

Ese compromiso se extendió a 14 innings y el torpedero también fue el encargado de anotar la carrera que dejó en el terreno a Nueva York.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta | @AndresEspinoza

Foto: Cortesía Reales.

Botón volver arriba