A Elías Díaz le llegó la oportunidad que siempre quiso

Elías Díaz pasó mucho tiempo como el receptor aprendiz. Así pasó cinco años dentro de los Pirates que, durante sus años como franquicia competitiva, tenían a Francisco Cervelli como titular. Luego llegó Jacob Stalling, lo que redujo todo tipo de oportunidades para el joven careta venezolano.

Así pasó el tiempo hasta que sus días en Pittsburgh se acabaron. Firmó con los Colorado Rockies para la temporada de 2020, pero recibió la noticia que Tony Wolters iba a ser el titular de la posición, por lo que debía, nuevamente, aprender y esperar.

Pero finalmente llegó su momento. Elías Díaz llegó a los entrenamientos primaverales de 2021 como receptor más experimentado en Colorado. Ahora es el favorito para ser el cátcher diario de un equipo de las Grandes Ligas y debe demostrar que puede con esa responsabilidad.

“He trabajado por muchos años por esta oportunidad”, comentó Díaz, de 30 años de edad, a MLB. “Finalmente, me llegó el chance. Ahora, es mi turno de hacer lo que mejor que pueda”.

Al menos en este momento, no pareciera tener competencia. Dom Núñez, otro careta que está dentro de la pretemporada con los Rockies, disputó pocos encuentros de las Grandes Ligas en 2019 y pasó todo el 2020 dentro del complejo deportivo del equipo entrenando. No conoce mucho al cuerpo de lanzadores, ni tiene encima la etiqueta de prospecto que le garantizarían tiempo de juego.

Otro de los nombres que podría aspirar a ese rol de titular es José Briceño, sin embargo, tampoco es viable. Llegó a Colorado en calidad de invitado, no se encuentro dentro del róster de 40 y tampoco mostró recientemente que puede encargarse del trabajo.

Rockies están contentos con el desarrollo de Elías Díaz

Si hay que no carece Elías Díaz como jugador, es de conocimientos. Pasó tanto tiempo como estudiante, que preguntó en exceso y acumuló la mayor cantidad de información. Todo eso le permitió ser un mejor pelotero, a pesar del poco tiempo de juego.

Durante los 26 encuentros que disputó en 2020 bateó para .235, con OPS de .641, números que no impresionarían a nadie. Sin embargo, los lanzadores se sintieron cómodos cuando estuvo detrás del plato y se ganó el respeto de sus compañeros, principalmente porque mostró sapiencia para llevar los juegos.

“Mis días eran como, recibir bullpen todos los días, hablar con los lanzadores diariamente y hacerle preguntas a todo el mundo durante los encuentros”, continuó Díaz. “Conocí la secuencia de muchos. Esas cosas, me ayudaron a facilitarle todo a los pitchers”.

Mike Redmond, exreceptor que ahora trabaja como instructor dentro de los Rockies, vio cómo Elías Díaz creó un vínculo con los serpentineros. Definió su actitud como lo suficientemente “divertida para querer trabajar” con él, por lo que no le sorprendería que amarre la titularidad.

«Cuando llegas a las Grandes Ligas, todo el mundo quiere jugar, especialmente después de un año que no salió como quería», dijo Redmond. “Le doy todo el crédito por ser paciente y abierto, tomar la información, trabajar en ella y mantenerla”.

El tiempo de juego habitual de Díaz durante septiembre convenció a los Rockies de hacer cambios. Dejaron en libertad a Wolters y no renovaron a Drew Butera. Durante sus 15 aperturas, bateó .268 y registró un OPS de .727.

«A medida que avanzaba la corta temporada de 60 juegos, sentimos que su presencia allí era necesaria con el bate», dijo el manager de los Rockies, Bud Black. «Vimos algunas cosas que nos llevaron a creer que el bate podía jugar, y su trabajo con Mike Redmond durante el entrenamiento comenzó a mostrarse».

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera33

Foto: Colorado Rockies

Botón volver arriba