Henderson Álvarez, un lanzador que despierta interés en equipos de MLB (+Video)

24 horas después de anunciar que no se concretó su fichaje con Piratas de Pittsburgh, Henderson Álvarez se enfoca en jugar en la Asociación Americana (AA), un circuito independiente, para mantenerse en buena forma física. A sus 30 años, el lanzador derecho podría resultar interesante para algunos equipos de la Major League Baseball (MLB), urgidos de talento.

 

Álvarez, pítcher carabobeño, aseguró el domingo que regresará a Lecheros de Milwaukee, club de la AA, mientras recibe ofertas de equipos de la MLB. Posee una recta de 95 millas por hora (MPH) y envíos quebrados, elementos atractivos para cualquiera de las 30 escuadras de Las Mayores, en especial para un par de la Liga Nacional.

 

Según medios estadounidenses, Bravos de Atlanta y Nacionales de Washington quieren mejorar sus respectivos cuerpos monticulares y Álvarez, agente libre, podría cubrir cualquier vacante. Está capacitado para actuar como abridor y relevista.

 

Atlanta, una buena opción para Henderson Álvarez

 

Aunque todavía existen negociaciones formales, Álvarez podría encajar en un Atlanta, que forma parte de la División Este del viejo circuito y necesita un abridor confiable para el resto de la temporada 2020.

 

¿El motivo? Atlanta libra una batalla sin cuartel con Marlins de Miami por la supremacía de su zona y requiere de un escopetero para fortalecer su rotación que no cuenta con un par de piezas importantes: Félix Hernández y Mike Soroka.

 

“El Rey”  no participó en la justa 2020 por temor a contagiarse de coronavirus, a pesar de que parecía destinado a ser iniciador de la tropa de Georgia.

 

 

Soroka, canadiense de 23 primaveras, laboró poco en esta contienda porque sufrió una lesión y se perderá el resto de 2020. Se desgarró el tendón de Aquiles derecho y después de someterse a cirugía, descansará para completar su recuperación de cara a 2021.

 

Para Atlanta, Álvarez resultaría una “herramienta útil”, porque es veterano de seis torneos e incluso llegó a participar en el Juego de Estrellas de MLB, algo que demuestra su potencial. Otro factor que convierte al venezolano en una pieza “apetecible” para Bravos es que, al igual que Hernández y Soroka, es diestro.

 

Washington, una posible parada temporal

 

Washington, monarca defensor de la MLB, no contará con Stephen Strasburg durante 10 días y requiere de un “brazo suplente”.

 

Strasburg, estadounidense de 32 primaveras y Jugador Más Valioso (JMV) de la Serie Mundial 2019, padece una dolencia en la mano derecha y eso obligó a que el mánager Dave Martínez llamará a Ryne Harper, otro norteamericano, para cubrir una vacante en su róster de 28 atletas.

 

Harper cuenta con dos citas de experiencia en la MLB y posee un balance de 5-2 en 70 cotejos, de los cuales arrancó ninguno. Eso demuestra que Washington tiene la necesidad de un beisbolista como Álvarez para cubrir, al menos, cinco entradas por careo, mientras se recupera Strasburg.

 

Strasburg, tres veces electo al Duelo de Luminarias, será evaluado por los galenos del cuadro capitalino esta semana para determinar si sufre o no de molestias en la mano diestra, en la que le diagnosticaron una neuritis del túnel carpiano.

 

Las credenciales del pítcher carabobeño

 

Álvarez, quien no desea firmar con un combinado de Grandes Ligas a menos que éste le garantice una real posibilidad de lanzar, posee un récord vitalicio de 27-35 en 95 encuentros, todos comenzados. En 577.2 entradas lució una efectividad de 3.82, al aceptar 245 carreras limpias.

 

En la MLB, donde vistió los uniformes de Azulejos de Toronto, Marlins de Miami y Filis de Filadelfia, propinó 302 ponches y regaló 140 bases por bolas, ocho de ellas intencionales. Mantuvo una relación de boletos y hits (WHIP) de 1.298.

 

También tuvo dos pasantías por la Liga Mexicana de Béisbol (LMB). Allí  prestó sus servicios en los certámenes 2018 y 2019 para Tigres de Quintana Roo. Con ese club, acabó con un balance de 13-7 y un porcentaje de anotaciones pulcras de 3.48 en 26 choques, de los cuales empezó 25. En 155.1 capítulos, toleró 60 rayitas, totalizó 87 guillotinados y 29 pasaportes, ninguno de ellos deliberado. Su WHIP fue de 1.275.

 

En la LVBP, donde hasta ahora defendió las franelas de Tiburones de La Guaira y Navegantes del Magallanes, disputó cinco zafras, en las cuales participó en 34 compromisos y abrió 32. Se mantuvo sobre el morrito por espacio de 140.1 episodios, en los que admitió 76 carreras lícitas.

 

En la LVBP es dueño de una marca de 7-11 y de una efectividad de 4.87. Acumuló 61 ponchetes y 44 transferencias, además de fijar un WHIP de 1.721.

 

Con esperanzas de regresar al Big Show

 

Aunque Pittsburgh no le dio el chance de retornar al Big Show en 2020, porque la directiva del club prefirió pactar con el dominicano Jandel Gustave (quien se someterá a un examen médico antes de ser insertado en la nómina de los bucaneros), Álvarez no pierde la esperanza de a mostrar su talento, una vez más, en la Meca de la Pelota.

 

“Quiero que sepan que el fichaje con los Piratas no se materializó, (por eso) vuelvo a la liga independiente”, escribió Álvarez en su cuenta @Henderson37 de Twitter. “Sigo buscando una nueva oportunidad y seguimos aquí trabajando duro”.

 

En su primera incursión en la AA, el patrio exhibe un saldo de 0-0 y una efectividad de 2.25 tras una salida con los repartidores de leche de Milwaukee. En 4.0 tramos, toleró una anotación limpia, no caminó oponentes y abanicó dos.

 

“Seguiré buscando esa firma de nuevo”, agregó Álvarez, quien el 29 de septiembre de 2013 tiró un no hitter contra Tigres de Detroit, cuando se atavió con la casaca de Marlins.

 

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: Henderson Álvarez | @Henderson37

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba