José Altuve habló de sus posibilidades de llegar a 3.000 hits

Hace pocas semanas el mundo de las Grandes Ligas celebró que el club de los 3.000 hits tenía un nuevo socio en Miguel Cabrera. Se mostró el indiscutible, se analizó las dificultades que pasó el venezolano y hasta el impacto que tuvo en su familia. Pero, también mostró que pasará mucho tiempo hasta ver a otro miembro. ¿Será José Altuve el siguiente?

Altuve luce como uno de los últimos sobrevivientes de una especie en extinción. Esos bateadores con un contacto superlativo y que está en una posición aceptable para cerrar su carrera con 3.000 0 más indiscutibles. Pero todavía falta mucho tiempo para verlo como una prioridad para el jugador.

El segunda base de los Houston Astros comenzará la jornada del 14 de mayo con 1.795 hits de por vida en las mayores. Con 32 años de edad se podría decir que tendrá el tiempo suficiente para acercarse a la mítica cifra, sin embargo, con las lesiones que han aparecido recientemente y una modificación inclemente de las organizaciones para priorizar las ofensivas, pareciera que el camino será complicado.

“Ya me conocen, me gusta ir día a día”, declaró José Altuve al Houston Chronicle sobre sus posibilidades de llegar a 3.000 hits. “Estoy muy lejos de los 3.000. Siento que necesito conseguir muchas cosas antes que eso, como ganar juegos, campeonatos con mi equipo. No estoy diciendo que no me importe, porque obviamente sería un sueño hecho realidad”.

Pero es inevitable colocarlo como el candidato más probable a logarlo. Actualmente, solo hay siete jugadores activos que están más cerca que Altuve de llegar a los 3.000 hits. De todos ellos, solamente Elvis Andrus tiene menos de 34 años de edad, no obstante, el campocorto ha bajado su producción y no pareciera tener muchas posibilidades.

Robinson Canó está en sus últimos años en las Grandes Ligas y Yadier Molina se retirará al terminar el 2022. Joey Votto es seis años mayor que Altuve, por lo que tampoco contará con mucho tiempo. Ellos tres superaran los 3.000 imparables, aunque sin el ritmo necesario.

“Claro, tiene posibilidades”, respondió el mánager de los Astros Dusty Baker cuando le preguntaron si Altuve será el próximo con 3.000 hits en as Grandes Ligas. “Apuesto por él. Es el que tiene más posibilidades de todos en este momento”.

José Altuve tiene otras prioridades

Durante los últimos años, José Altuve dejó de ser ese pelotero que su prioridad era hacer contacto. Aquel que aparecía en los noticieros por una impresionante habilidad para chocar cualquier envío y rodarla por donde no había defensa. Prefirió escuchar a las nuevas corrientes del beisbol y tratar de golpear la pelota por el aire, en la búsqueda de cuadrangulares.

Quizás por eso su promedio de bateó descendió y el slugging aumentó. El segunda base de los Astros pasó de ligar para .346 en 2017 y .316 para 2018, a .298, .219 y .278 los tres siguientes años. Sin embargo, si se juntan esas tres campañas terminará con un slugging de .491, una media superior al .461 que promedia en su carrera.

Es una diferencia que aprobaría la sabermetría. Actualmente los análisis priorizarán los extrabases y, aunque eso provoque una disminución del average regular, los equipos motivarán a sus peloteros a buscar conexiones de largo alcance. Más dobles y jonrones, menos sencillos. Es la forma más sencilla de tener un OPS entre .800 y .900, justo el lugar en el que desea estar José Altuve.

“Estoy buscando más consistencia y trato de ser productivo. Recibir más boletos, llegar más a las bases. No solo dar jonrones me ayudará”, afirmó el pelotero. “La situación del juego dictará lo que debo hacer. A veces llegar a base, otras traer el corredor al plato. Si solo pienso en eso, probablemente me irá mejor y seré más productivo para el equipo”.

Al menos en este momento, todo le funciona a la perfección. José Altuve tiene OPS de 1.123 desde que regresó de la lista de lesionados, con cuatro cuadrangulares, un doble y apenas cinco ponches en 10 juegos.              Con esa línea, su promedio de bateo en 2022 subió a .250 tras un flojo inicio, pero su OPS general es de .822, por lo que se acerca a su gran objetivo.

“Parece un ajuste fácil, como si solo pensemos en golpear la pelota hacia el otro lado, pero siento que toma algunos meses en la temporada baja tener la mentalidad adecuada para acostumbrarse a eso nuevamente. Todavía estoy trabajando muy duro. Tengo algunas cosas que ajustar antes de que comience la temporada. Siento que estoy cerca de dónde quiero”, cerró.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: Astros de Houston

Botón volver arriba