Luis Mercedes Sánchez dejó su huella como cerrador en la NPB

Luis Mercedes Sánchez, recordado relevista venezolano, dejó su huella en la Liga Japonesa de Béisbol Profesional (NPB), donde tuvo una corta pero exitosa pasantía y se convirtió en uno de los referentes latinoamericanos de Gigantes de Yomiuri.

Sánchez, nacido el 24 de agosto de 1953 en el estado Sucre y fallecido el 4 de febrero de 2005 en La Guaira, jugó dos torneos de NPB con los colosos y registró buenos números. Trabajó en las temporadas 1986 y 1987, y dejó un balance vitalicio de 4-4 en 76 encuentros, todos como relevista.

Dejó una efectividad de 2.54, producto de admitir 25 carreras limpias en 88.2 innings, en los que concedió 28 bases por bolas –cinco de ellas intencionales- y recetó 59 ponches.

Luis Mercedes Sánchez está en la élite latina de la NPB

Sánchez, quien actuó en Grandes Ligas antes de mostrar su talento en Japón, consiguió 28 salvados en la NPB, donde conservó una relación de boletos y hits por cada inning (WHIP) de 1.207. Promedió 5.8 ponchetes por cada nueve episodios y guillotinó a 2.11 bateadores por cada pasaporte regalado.

Los 28 rescates le permitieron unirse a la élite de los cerrojos que pasaron, hasta ahora, por el certamen del Archipiélago. De acuerdo con una investigación realizada por Claudio Rodríguez Otero, periodista y coordinador de BeisbolJapones.com, Sánchez ostenta la tercera suma más alta de salvamentos entre latinoamericanos.

El grupo lo comanda el dominicano Rafael Dolis, quien le colocó el candado a 96 duelos entre 2016 y 2019. En la segunda posición aparece el quisqueyano Arquímedes Caminero (40 salvados, 2018 y 2019).

Luis Mercedes Sánchez supera a los dominicanos Jorge Sosa (26, 2012-2014) y Marcos Mateo (20, 2016-2018), los otros integrantes del Top 5 de taponeros latinos históricos en la NPB.

Un cerrador con experiencia en la MLB

Sánchez trabajó cinco torneos en la Major League Baseball (MLB), donde defendió los intereses de Angelinos de California, equipo que hoy día es conocido como Angelinos de Los Ángeles.

En la Meca de la Pelota laboró desde 1981 hasta 1985 y registró una marca de 28-21 con 27 “santamarías bajadas” en 194 choques, de los cuales relevó en 193. Exhibió un porcentaje de rayitas pulcras de 3.75, al admitir 154 anotaciones de ese tipo en 369.2 tramos.

En la MLB, el sucrense lució un WHIP de 1.396, coleccionó 216 guillotinados y 145 transferencias, de las cuales 30 fueron deliberadas. Logró 5.3 retirados por la vía de los tres strikes por cada nueve capítulos y 1.49 por cada boleto obsequiado.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Archivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba