Luisangel Acuña, como su hermano Ronald, promete revolucionar las Grandes Ligas

Sería prácticamente imposible no darse cuenta que el modelo a seguir de Luisangel Acuña es su hermano Ronald. Tan solo verlo pararse en el plato, con una postura relajada, una cadena alrededor de su cuello y vendas de color verde eléctrico en sus muñecas, se comprendería que imita al jardinero de los Bravos de Atlanta.

También tiene un impacto similar en el campo a Ronald. Luisangel es un campocorto con buena defensiva y mucho potencial ofensivo, capaz de conectar un batazo de largo recorrido, pero también con la suficiente velocidad para correr como pocos lo hacen. Son herramientas que tienen convencidos a los Rangers que tienen a un jugador especial.

“Luisangel jugará en las Grandes Ligas”, afirmó a The Atlanta Journal-Constitution Carlos Cardoza-Oquendo, mánager del joven de 19 años de edad en las menores. “Es un jugador de calibre de campeonato que la organización valora mucho y que están convencidos de que estará en las mayores por mucho tiempo”.

Es una conclusión importante y que no necesitó de muchas pruebas para conseguirla. El joven Acuña está en su primera temporada en los Estados Unidos, sin embargo, es lo suficientemente buena como para tener mucho optimismo por el futuro. De hecho, en Texas tienen al torpedero como el segundo mejor prospecto de la organización, por encima de muchos otros con más experiencia en el beisbol.

En una liga con lanzadores mayores, Luisangel Acuña tiene promedio de .271, con OBP de .347 y OPS de .752. Es una línea que sorprenderá a muchos cuando se comprenda que es la primera experiencia de un joven de 19 años en los Estados Unidos. Además, tiene 10 cuadrangulares, 15 dobles y 42 bases robadas.

“Ofensivamente, necesitaba ajustarse a la liga y controlar la zona de strike. Pero más que nada, necesitaba turnos al bate para confiar en sí mismo”, siguió Cardoza-Oquendo. “Algunos de esos ajustes lo está haciendo y son normales en la parte de maduración de un jugador. Lo que no es normal es la habilidad y la velocidad que genera con sus conexiones. Incluso comenzó a aumentar las bases por bolas”.

Hay dudas en la parte defensiva de Luisangel Acuña

Carlos Cardoza-Oquendo es uno de los pocos miembros de las ligas menores del beisbol que no le gustan las comparaciones. Por eso afirmó que “no habrá otro Ronald Acuña Jr.”, pero eso no debe ser tomado como un ataque al joven porque los Rangers “encontrarán a un Luisangel”.

Con el madero tendrán a un pelotero diferencial, con las agilidades suficientes para impactar de múltiples formas. Por su parte, con el guante muchos dudan de que se podrá mantener como campocorto, no obstante, el técnico no es uno de los que piensa igual.

En 2021 ha disputado 352.1 episodios como torpedero y apenas cometió siete errores. Ha participado en 22 dobles matanzas y el alcance en la posición no tiene nada que envidiarles a otras promesas con mejores valoraciones defensivas.

“Hay algunas intangibles que tiene y que sorprenden mucho. En uno de los juegos que disputamos estaban las bases llenas y Luisangel se dio cuenta que los corredores iban a salir al contacto del bateador”, recordó Cardoza-Oquendo. “Acuña corrió al tercera base y le dijo que iban a salir al contacto. Hizo lo propio con el segunda base y el inicialista. Nunca había visto algo similar”.

Es imposible determinar en este momento cuál será el destino de Luisangel. Lo cierto es que su desarrollo como pelotero va apresurado y todo indica que habrán dos Acuñas en las Grandes Ligas, ambos con mucho impacto en el terreno de juego.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: MILB

Botón volver arriba