Moisés Gómez ya toca las puertas de las Grandes Ligas

No existe un bateador en las Ligas Menores que tenga más cuadrangulares que Moisés Gómez. Son 23 jonrones los que tiene un jardinero de 23 años de edad que se quedó sin contrato al terminar la temporada de 2021 y que dejaron sin razón a los San Luis Cardinals para mantenerlo en Doble-A. Fue promovido a Triple-A, último escalón antes de llegar a las Grandes Ligas.

Pero más allá de batazos de largo alcance, Gómez ha mostrado un desarrollo total de sus habilidades. Su defensa evolucionó hasta el punto que en Springfield empezaron a utilizarlo como jardinero central y con cada aparición en el plato mostró un conocimiento mayor de lo que hace.

Pareciera que es la luz a final del túnel para el venezolano que tiene seis años en las menores sin ser considerado para jugar en las Grandes Ligas. Los Tampa Bay Rays consideraron a Moisés Gómez uno de sus mejores 20 prospectos en 2020 y 2021, sin embargo, no fue ascendido. Ahora, más maduro y con un físico trabajado, espera que los Cardinals le den una oportunidad.

Su firma con los Cardinals no causó mucho ruido. Después de todo, fue un pacto de ligas menores, sin nada garantizado en el roster del equipo grande. Ahora, con cada conexión, son como fuegos artificiales a la gerencia de San Luis para que lo note. Actualmente los Cardinals tienen a Moisés Gómez como su vigésimo mejor promesa.

“El año pasado tuve un buen año con Tampa y llegué a un acuerdo por mis papeles para poder ir a jugar a Venezuela”, aseguró Gómez a Springfield Daily Citizens. “Fui capaz de jugar seis juegos allá (Navegantes del Magallanes). Me fue realmente bien y eso provocó que los Cardinals me llamaran para ofrecerme un contrato”.

En la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), Gómez bateó para .381, con OBP de .435 y un vuelacercas. Enseñó que ya no era ese toletero de sus primeros años que solo tenía fuerza y muchas dificultades para hacer contacto. Se desbloquearon habilidades que lo ayudaron a tener una actuación destacada en 2022.

“Tiene manos muy rápidas”, declaró José Leger, quien es el mánager de la sucursal Doble-A de los Cardinals y dirige por primera vez a Gómez. “Puede golpear la pelota con fuerza a todos lados, que no es algo fácil de hacer”.

Esfuerzo de Moisés Gómez trajo dividendos

Moisés Gómez no es el típico jugador de las ligas menores. Su físico es muy parecido al de un jugador experimentado de las Grandes Ligas y, a pesar de su juventud, se expresa con una madurez particular. Esa personalidad es otro de los motivos por los que en su nueva organización están encantados.

“Me mantengo fuera de su camino”, continuó Leger sobre el jardinero caraqueño. “Dejo que haga las cosas a su forma. Durante los entrenamientos tiene su rutina establecida. Lo veo y me doy cuenta de lo que serio que es con su trabajo. Se toma cada turno con mucha concentración en el nivel más alto”.

Es algo que aprendió de Robert Pérez, coach de bateo con Magallanes durante los últimos años. También tomó del legendario jugador de la LVBP la importancia de la preparación físico, levantar pesas y estar fuerte para una larga temporada.

A finales de 2021, los registros de las ligas menores tenían que Gómez pesaba poco más d e 80 kilogramos. Actualmente, tras acondicionarse y cumplir con su régimen alimenticio, está en 108 kilogramos. Es por eso que nadie en Springfield está sorprendido de cuando golpea la pelota c on una fuerza herculana.

“Se siente bien, pero aún no he terminado”, dijo Gómez sobre sus primeras semanas en la actual campaña. “Quiero seguir dándole duro. Me olvido del pasado, bastante. Ayer es ayer. Hoy es un nuevo día y sigo trabajando en las pequeñas cosas”.

Es precisamente lo que hace y lo que podría abrirle las puertas de las Grandes Ligas pronto. Pero no es algo que lo inquiete. Se mantiene en su rutina y los técnicos que tiene a su lado ni lo molestan, porque él solo construye un camino que debería llevarlo al máximo nivel del beisbol.

“No se puede arreglar lo que no está roto. Todo lo que haces es seguir enchufándolo allí y seguir ayudándolo con su rutina. Aparte de eso, ¿qué haces cuando un chico es tan bueno como él?”, cerró Leger.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: MILB

Botón volver arriba