Osman Marval se basa en su contacto para ser exitoso con Cardenales de Lara

Osman Marval regresó a Venezuela tras una ausencia de ocho años y aprovechó su pasantía en el torneo 2019-2020 para erigirse como una de las máximas figuras de Cardenales de Lara, un equipo que dirime con Caribes de Anzoátegui el título de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

El martes, minutos antes de abordar el autobús que lo trasladaría de Barquisimeto a Puerto La Cruz, donde el miércoles se jugará el tercer partido de una Gran Final que está igualada 1-1 y se disputa a un méximo de siete choques, Marval aseguró que la clave de su éxito en este curso es enfocarse en colocar la pelota en juego.

A su juicio, ser un toletero de contacto es más beneficioso para el club, porque aprovecha los momentos en los que hay corredores en circulación para moverlos de almohadilla, algo que no hizo en citas pasadas, porque antes se empeñaba en buscar jonrones en cada momento.

“Me enfoqué en el equipo, en lo que quería, en no buscar el batazo grande, sólo en poner la bola en juego con buenos contactos”, explicó Marval en un diálogo con Alexander Mendoza, jefe de prensa de la LVBP.

Marval no para de batear

Marval, un pelotero que puede desempeñarse como primera base y toletero designado, sacó a relucir su capacidad para batear desde el principio de la contienda.

En la fase regular, ostentó un average de .329 con nueve dobles, tres triples, dos cuadrangulares, 31 empujadas y 22 anotadas en 35 choques. En los playoffs mantiene un promedio de .300 con tres tubeyes, un triangular, tres vuelacercas, 13 fletadas y nueve marcadas en 12 encuentros.

El beisbolista, nacido hace 33 años en Punto Fijo, estado Falcón, aseveró que el no tener un lugar asegurado en el róster del mánager Luis Ugueto lo motivó a trabajar al máximo cada día, pues es la única forma que halló para mantenerse en el diamante por más tiempo.

“En la temporada me enfoqué como si fuera un extranjero. Si eres criollo, te vaya mal o bien, vas a estar en el equipo, pero como importado si las cosas no te salen rápido te dejan libre, eso me ayudó mucho esta campaña”.

Identificado con la causa larense

Marval, ganador del premio Jugador Más Valioso (JMV) de la ronda semifinal tras exhibir una media al ataque de .304 con dos dobletes, un triplete, dos bambinazos, seis remolcadas y cinco registradas, se siente identificado con la escuadra plumífera, porque le dio el chance de volver a la LVBP, donde no actuaba desde la justa 2010-2011. En esa ocasión fue liberado por Águilas del Zulia, el conjunto para el que prestó sus servicios en sus primeros cinco certámenes.

“Me enfoqué en Cardenales porque me gustan mucho los retos, y vi que este equipo estuvo en la final pasada y es el campeón defensor. Todo eso me hizo sentir muy identificado con esta franela”, agregó Marval, quien antes de regresar al país trabajó en los circuitos rentados de Italia y Colombia.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

FotoCortesía de Prensa Cardenales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba