Pablo Sandoval sobre la agencia libre de 2014: “Debí permanecer” en San Francisco

La carrera de Pablo Sandoval fácilmente se puede dividir en dos partes. La primera con los Giants repleta de éxitos colectivos e individuales que lo llevaron a ser adorado en San Francisco como una estrella de las Grandes Ligas. Pero también está otra diametralmente opuesta con los Boston Red Sox, llena de lesiones, mala relación con los aficionados y que marcó su declive en el beisbol.

Sandoval aseguró que desearía que esa segunda etapa nunca hubiera existido. El venezolano, actualmente en México con las Olmecas de Tabasco, aseguró durante una entrevista para GQ’s con el periodista Joseph Bien-Kahn que se arrepiente de haber firmado con los Red Sox antes de la temporada de 2015.

“Debería haberme quedado. Lo sé. Aprendí mi lección”, dijo Sandoval a la pregunta si debió permanecer con los Giants. “Pero estoy feliz de haber pasado por eso, hombre, porque mantuve los ojos abiertos y aprendí muchas cosas”.

Luego de ganar la Serie Mundial en 2014—su tercer anillo con los Giants—, Sandoval firmó por cinco zafras a cambio de 90 millones de dólares con Boston. Esa contratación llegó luego de varias declaraciones polémicas entre el jugador y la gerencia en San Francisco que, pese a presentar varias ofertas, nunca llegaron a un acuerdo con el “Panda”.

Pablo Sandoval reporta con sobrepeso a los entrenamientos
Pablo Sandoval en 2015

Pero desde su arribo al campamento de los Red Sox quedó claro que no encajaría. Problemas de sobrepeso iniciaron una mala relación con los aficionados y las lesiones mermaron su producción. Bateó para .245/.292/.366 con 10 jonrones durante 126 juegos en 2015. Luego estuvo solo 35 encuentros los dos siguientes años antes de que los patirrojos lo dejaran en libertad.

Quizás por su físico o su gran contrato, Sandoval se convirtió en el blanco de los malos resultados de los Red Sox. Boston lo señaló como el gran responsable de esos años y eso empeoró la situación. Años después, el jugador confesó que le afectó ese trato.

«Cometemos errores. Podemos cometer errores. Y sabes, es parte del juego”, dijo Sandoval. “Pero los fanáticos no se dan cuenta de que somos seres humanos. Tenemos estilo de vida. Nosotros también tenemos problemas. Tenemos cosas fuera del campo. Y ellos no entienden eso”.

Pablo Sandoval no piensa en el retiro

La carrera de Pablo Sandoval ha dado un giro drástico. Los flashes de las Grandes Ligas se han apagado y ahora trata de permanecer activo en otro tipo de circuitos. En 2021 jugó en Venezuela y se coronó con los Navegantes del Magallanes como figura, algo que solo le abrió las puertas en México.

Su pasó por el circuito azteca no comenzó bien. Los Acereros de Monclova lo despidieron luego de solo 28 juegos en los que rindió ofensivamente como esperaban. Luego firmó con las Olmecas y ahora batea para .327 con OPS de .914 en 120 apariciones en el plato, muestra de que todavía puede mantenerse en el profesional.

Pablo Sandoval

Y es algo que agrada a Pablo Sandoval. Con 35 años de edad, el retiro está lejos de su cabeza y se prepara para volver a Magallanes. Es cierto que las Grandes Ligas pareciera ser un ciclo cerrado, aunque su cariño por el beisbol no se terminó.

“Mientras pueda golpear la pelota de béisbol, seguiré jugando”, dijo y, cuando le preguntaron quién podría cambiar su opinión, fue tajante: «mi esposa. Cuando ella o mis hijos me digan: ‘¡Papá, para!'».

Ni siquiera su difícil etapa con Boston modificó su cariño por el beisbol. Ahora, más maduro y enfocado, no lo dejará.

“Nunca cambió. El béisbol significa mucho para mí. Es mi vida, mi carrera. Es una de las cosas que todavía hago con amor y pasión porque así me enseñaron cuando era joven. La gente no se da cuenta de que cuando perdiste eso, es el momento de alejarte. Pero nunca voy a perder eso, porque amo esto”, cerró.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: Alejandro Villegas

Botón volver arriba