Tiburones mandó a la nave de regreso al dique seco

No es la fuerza precisamente una cualidad que ha caracterizado a Tiburones de La Guaira esta temporada 2019-2020 de la  Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

No obstante, este viernes puede muy fácilmente jactarse de que gracias al poder de uno de sus jugadores conquistó su triunfo 19 de la zafra después de dejar en el terreno a Navegantes del Magallanes 7 a 6 en 10 innings de acción en el Estadio Universitario.

Heiker Meneses, que probablemente es el hombre de menos potencia en sus batazos, fue el autor del jonrón ganador por Tiburones. El campocorto aprovechó un pitcheo noble del lanzador naviero Luis Ramírez en la parte baja del décimo episodio para depositar la pelota en el graderío de la izquierda y así convertirse en el gran héroe de la jornada.

Aunque no deja de ser un hecho notable lo realizado por Meneses, para el manager Renny Osuna la mayor satisfacción está en que el lauro llega después de una prominente remontada al llegar al sexto innings abajo por seis carreras y siendo blanqueados por el pitcheo filibustero.

Sus hombres mostraron gran capacidad de lucha y reacción para revertir lo que se sospechaba como el segundo descalabro corrido. Nuevamente gran actuación de su cuerpo de relevistas fue fundamental, así como también el desempeño de Danry Vázquéz, quien los catapultó con un sencillo remolcador de un par de anotaciones en el octavo episodio.

Para Tiburones, que por cuarta vez en sus últimos cinco partidos tuvo que dirimir un choque en entradas extras, es su undécimo triunfo en las últimas 13 presentaciones, rendimiento que le ha servido para afianzarse en el segundo puesto en la tabla de posiciones.

Mientras que la derrota sufrida por el Magallanes cortó con la racha victoriosa que los acompañaba, que quedó en tres, y además los devolvió al séptimo peldaño clasificatorio.

Señales de vida

En Maracay, Tigres de Aragua arrojó signos positivos después de que doblegó 8 a 6 a Leones del Caracas y acabar con la cadena de derrotas, que para su suerte se vio estacionada en ocho.

Un ataque tempranero, después de sacar provecho de una pifia de la defensa melenuda, le sirvió al conjunto aragüeño para tomar una ventaja considerable (6 a 0 en el tercer acto) y que le permitió a sus monticulistas trabajar con más tranquilidad.

El abridor Luis Ysla y seis serpentineros más se encargaron de contener la inspiración de la ofensiva capitalina, que llegó al partido con cinco triunfos corridos. De hecho, no la tuvieron fácil porque caracas tuvo varios intentos de sobreponerse, pero la oportuna intervención de Johndaniel Medina, pitcher que se quedó con la decisión ganadora, y buen trabajo combinado entre Wilking Rodríguez y Angel Nesbitt evitaron lo que pudo ser una catástrofe.

Apenas es el segundo triunfo de Tigres en los últimos 14 careos y llegó justo en el estreno del cubano Bárbaro Garbay como nuevo manager de la manada.

Para Víctor Gárate, por su parte, es la primera derrota en su incipiente trayectoria como mandamás en la LVBP, que cuenta con apenas 6 desafíos.

Picoteada rapaz

En el occidente de Venezuela un solo batazo también cambió el destino de un encuentro. Y fue Alex Romero  que con un grand slam puso a celebrar a los aficionados asistentes al estadio Luis Aparicio El Grande de Maracaibo, porque sirvió para dejar tendidos 7 a 5 a Cardenales de Lara.

El tablazo del experimentado jugador se produjo frente a los envíos del cerrador crepuscular Pedro Rodríguez, quien en esta ocasión no contó con su acostumbrada eficacia y salió como la víctima de la noche.

Rodríguez, que entró con la opción de adjudicarse el salvamento, apenas realizó un out y fue vapuleado con hasta cinco imparables, incluido el primer vuelacercas de la zafra para Romero.

Águilas continúa su vuelo inminente hacia la postemporada, al mejorar su foja a 22-8; en tanto que Cardenales, prolongó su mal momento, que consta de solo un ganado en los últimos siete careos, y su récord se fijó ahora en 17 y 13, el tercero mejor del circuito a cinco juegos por detrás de la punta ocupada precisamente por los zulianos.

Uno para cada uno

Otro conjunto que dio señales de vida, aunque a medias, fue Bravos de Margarita al ganar el primer duelo de una doble cartelera a Caribes de Anzoátegui 7 a 6.

Henry Centeno, su abridor más notable en la contienda, no brilló como lo venía haciendo, pero aguantó lo suficiente para darle la posibilidad a sus compañeros de respaldarlo con los bates y regalarle su segunda victoria.

Mientras que Carlos Frey García fue la bujía ofensiva al terminar de 3-2 con un trío de compañeros llevados hasta el plato.

Caribes tomó desquite tan pronto como en la segunda batalla del día y se impuso de manera categórica 5 a 2, gracias en su mayoría a una gran labor monticular del dominicano Francisley Bueno, quien lanzó 5 actos en blanco y se agenció la cuarta victoria del campeonato.

Gabriel Lino comando a los paleadores con un hit en tres visitas al plato, que le sirvió para fletar dos anotaciones. Oswaldo Arcia, René Reyes y Luis Sardiñas también contribuyeron con una empujada para cada uno.

Escrito por: Rayner Rico / @RaynerRico29

Foto: Prensa Tiburones de La Guaira

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba