Yordanys Linares: “La afición se merece este título, porque nos dio su apoyo incondicional”

Yordanys Linares brilló tanto con su guante como con su bate y por eso la prensa especializada lo seleccionó como el Jugador Más Valioso (JMV) de la Gran Final de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), al guiar a Cardenales de Lara a la obtención del título.

Linares, jardinero central cubano de 30 años, se acreditó el premio al promediar .308, después de ligar ocho hits en 26 turnos, consumidos en los siete encuentros que duró una inolvidable serie por el gallardete de la temporada 2019-2020. Las aves se titularon al dominar 4-3 a Caribes de Anzoátegui.

“La afición se merece este título, porque nos dio su apoyo incondicional”, señaló Linares en una entrevista concedida a Aquiles Estrada, analista de DirecTV Sports, después del duelo del lunes en el que los pajarracos salieron airosos 4 a 2 sobre los indígenas. “Sabía que al regresar a casa, las cosas cambiarían y nunca dudé en que conseguiríamos esta corona tan especial”.

Más números para Linares

Linares, quien recibió la estatuilla de JMV de manos de Robert Pérez, antiguo emblema de Cardenales, conectó un doble y un jonrón en la etapa cumbre de la contienda. También empujó seis carreras y anotó cuatro.

El antillano consiguió su última remolcada en el octavo inning del “juego bonito”, disputado en el estadio Antonio Herrera Gutiérrez de Barquisimeto,  con un sencillo que llevó al plato a Josmar Cordero con la rayita que rompió una igualdad (2 a 2) y puso al frente a Lara (3 a 2). Pegó su indiscutible al jardín izquierdo y en la acción el outfielder Denis Phipps ejecutó un mal disparo a la goma que acabó en error y propició la cuarta y última anotación de los alados (4 a 2).

A pesar de ser considerado como el artífice del triunfo crepuscular, Linares atribuyó el buen desempeño de su novena al esfuerzo colectivo.

“Creo que los peloteros más valiosos somos todos los integrantes de esta plantilla. Gracias a Dios, nos salieron las cosas y pudimos celebrar. Todo esto lo conseguimos trabajando en conjunto”.

Una atrapada para el recuerdo

Otra acción que influyó para que los cronistas deportivos lo nombraran JMV fue la inolvidable atrapada que realizó Linares en el sexto duelo del cruce por el cetro. Decapitó un posible extrabase de Gorkys Hernández, al agarrar la pelota de espaldas al pentágono tras emprender una veloz carrera. Con ese lance evitó un rally aborigen que pudo cambiar el destino de la batalla por el campeonato.

“En un juego todos somos importantes y, sin duda, siempre que tenga el chance voy a dar lo mejor de mí. Lo digo y lo sostengo, teníamos las ganas de ser campeones y lo conseguimos, porque nos merecíamos la victoria y nunca dudamos de nuestro talento”.

Linares, integrante de un Lara que se convirtió en el tercer elenco desde 2010 que alza el trofeo de la LVBP tras revertir un déficit de 3-2 en una llave al máximo de siete careos, dedicó la consagración a su compañero Ildemaro Vargas, un segunda base que no intervino en los últimos dos partidos porque Cascabeles de Arizona, su organización en Grandes Ligas, le ordenó detener su labor con Cardenales.

“Ildemaro Vargas es un ‘caballo’, un bigleaguer y una pieza muy importante para este equipo tanto por su buena actitud como por su calidad. Sé que él se merece este éxito como nosotros y por eso se lo dedicamos. Ildemaro va a disfrutar bastante este dulce momento, que me hará celebrar hasta que amanezca”.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto:Cortesía de Prensa Cardenales de Lara

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba