Los Celtics y su tridente de la muerte ganaron el segundo

Los Boston Celtics dieron un golpe sobre la mesa y derrotaron fácilmente a los Philadelphia 76ers, con pizarra de 128-101. El equipo más ganador en la historia de la NBA consiguió su segundo triunfo en la serie, dejando a los Sixers bastante golpeados. Nuevamente el tridente estelar céltico hizo el trabajo: Jayson Tatum, Kemba Walker y Jaylen Brown no perdonaron.

 

La primera mitad fue peleada. De hecho, Philadelphia comenzó imponiendo su juego en la pintura a través de Joel Embiid. Gozaron de una ventaja de 14 puntos antes de ser neutralizados. Boston se recuperó a punta de triples y de ajustes en la protección de la zona pintada; ganaron el segundo cuarto 38-24 y se fueron al descanso con una ventaja de ocho tantos (65-57).

 

Celtics: 3&D

 

La escuadra de Brad Stevens se divirtió en el tercer cuarto. Marearon con una zona momentánea a los 76ers, generando pérdidas y fallos por doquier. En ataque continuaron apostando por la larga distancia y así abrieron el partido. Parcial de 33-18 para sacar de la cancha a un rival sin respuesta, que dependía de lo que hiciera Embiid.

 

Al término del tercer cuarto la diferencia era de 23 puntos. El partido se definió mucho antes del cierre oficial. Incluso Boston aumentó la diferencia a un máximo de 28 puntos en dos oportunidades.

 

JKJ

 

¿Una nueva marca de vehículos? No, son Jayson, Kemba y Jaylen. El trío que promedió más de 20 puntos por juego en la temporada regular volvió a hacer de las suyas en el juego 2. Tatum y Brown ya habían cargado con el peso ofensivo en el debut, y hoy Walker les hizo compañía.

 

Al mediotiempo, el “0” céltico sumaba 18 puntos, Kemba 15 y Brown 11. Completaron su recital en ataque en el complemento. Tatum finalizó con 33 puntos y 8 triples, casi el doble de los que consiguió Philadelphia (5). El base ex-Charlotte lo escoltó con 22 tantos, mientras que Jaylen sumó justo 20 puntos, varios de ellos producto de espectaculares mates.

 

 

Jayson Tatum hizo historia en lo individual: se convirtió en el Celtic más joven en anotar 30 o más puntos en dos partidos consecutivos de postemporada, superando a Larry Bird. Aunado a ello, también es el más joven en la historia de los Playoffs en conseguir ocho triples; le hace compañía a Ray Allen y Paul Pierce como los jugadores de Boston en embocar dicha cantidad de C3.

 

 

Joel Embiid volvió a tener un partidazo, esta vez de 34 puntos, 10 rebotes y 3 asistencias. Los números hablan por sí solos: Philadelphia era él. Enfrente tuvo un equipo tan bueno que no pareció adolecer el daño del camerunés.

 

Celtics y Sixers volverán a cruzarse el próximo viernes a las 6:30 PM.

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: NBA – Getty Images.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba