Gigantes canastas hacen soñar en grande a Guayana

Gigantes de Guayana y Bucaneros de La Guaira nos regalaron la más intensa batalla hasta los momentos en la Superliga de Baloncesto (SLB). El final fue feliz para los guayaneses, quienes necesitaron dejar el alma y además encadenar canastas épicas sobre el final del tercer y último juego para obtener su pase a semifinales.

Grillito, gigante entre gigantes

José “Grillito” Vargas lo volvió a hacer. En un partido de eliminación, ante uno de los favoritos del torneo, cargó con el equipo. Sus fallos del juego 1 rápidamente fueron olvidados. Durante el decisivo encuentro, el mayor de los hermanos Vargas anotó y distribuyó. Sumó 19 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias. 10 de sus puntos los logró en el último período. ¿Clutch, no?

Para Gigantes de Guayana, contar con la mejor versión del Grillito era una obligación si querían vivir unos días más en Margarita. Su fichaje estrella para la temporada no les falló.

Más allá de los buenos números que consiguió, Vargas salvó el juego en un momento verdaderamente crucial, cuando el margen de error era ínfimo. Guayana abajo por tres con menos de minuto y medio en el reloj. Una ofensiva que no había sido fluida fue solucionada con un triple NBA cortesía del capitán de la selección nacional de Venezuela.

Aunque lo encestó, probablemente no era el mejor lanzamiento. Pero si alguien podía tomar tal responsabilidad en dicho contexto, era él. El cierre de los defensores no fue malo: levantaron los brazos y cuidaron su posición para no incurrir en una infracción. Reiteramos, era un lanzamiento muy difícil. No obstante, Grillito es un gigante entre gigantes. Primera canasta épica. La segunda no la encestó él, pero sí la generó.

Albert Arias, en ritmo

El segundo héroe de la jornada épica de Gigantes de Guayana fue Albert Arias. Desde el banco, el atlético ala-pivot encestó la canasta que le dio el triunfo y la clasificación a su equipo. Tampoco fue una anotación sencilla: recibió y lanzó de inmediato, con la mano de Miguel Marriaga en la cara.

El lanzamiento fue muy complejo. De haber demorado algunas décimas de segundo hubiese sido bloqueado o al menos desviado su intento. Arias consiguió el espacio gracias al ataque de Grillito, quien entró a la zona pintada, y apenas atrajo la mínima atención de Marriaga, pasó la bola a su izquierda, donde ya se había situado Arias.

Aunque en teoría Arias no es una de las principales opciones ofensivas de Gigantes de Guayana, en esta oportunidad tenía todo el sentido que lo fuese. Había anotado 9 puntos en el cuarto, solo por detrás de la decena que había acumulado Vargas. Fue el 1-2 que sostuvo a los dirigidos por Carlos Gil. Por ende, los guayaneses no pudieron haber ejecutado mejor. Tanto Grillito como Arias estaban en ritmo, y uno de ellos estaba llamado a tomar el tiro de la victoria. Por lo explicado previamente, la jugada llevó a que Albert realizase el disparo… Y no falló.

Gigantes de Guayana se enfrentará a la gran sorpresa del torneo, Gladiadores de Anzoátegui, en búsqueda del pase a la final de la Superliga de Baloncesto.

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: Superliga de Baloncesto.

Botón volver arriba