Jusuf Nurkic: partido legendario de una bestia herida

Jusuf Nurkic volvió cuando más lo necesitaba Portland. Se recuperó a tiempo de su lesión para jugar en la burbuja de Orlando y este sábado su aporte fue clave para que los Trail Blazers avanzaran a los Playoffs tras superar a los Grizzlies 126-122 en el «Play-in Tournament». Horas antes del partido decisivo ante Memphis, la «Bestia de Bosnia» fue informada del fallecimiento de su abuela, familiar que lo crió. En quizás el partido más difícil de su carrera, el centro jugó a un nivel de élite.

 

Jusuf Nurkic dominó la primera mitad

 

El pivot bosnio terminó con 15 puntos y 17 rebotes la primera mitad. Añadió dos robos a su planilla estadística e incluso encestó par de triples. Un jugador no tomaba semejante cantidad de rebotes en el primer tiempo de un partido desde 2016.

 

 

Jusuf Nurkic era todo corazón. Claramente se notaba bajo de ánimo, pero eso no impidió que fuese la estrella de Portland. Los exteriores eran mejor defendidos que él. Así que con más libertad, aprovechó cada espacio. Cuando lo cerraron no forzó la posesión, pasó la pelota.

 

 

Dudas en el complemento y cierre magistral

 

En el tercer cuarto continuó siendo determinante en ambos costados de la cancha. Generando espacios y pasando la pelota en ofensiva. Tapando balones en defensa. Hace todo y entiende todo. Su versión de asistidor fue más notable que nunca.

 

No obstante, su rendimiento bajó considerablemente en el último tercio del partido. En el último cuarto sufrió mucho. Cometió tres faltas en 20 segundos. Y aunque lucía cansado, intercambiaba palabras con los árbitros y empezaba a errar de cara al canasto, Terry Stotts lo mantuvo en el juego.   

 

Finalmente apareció restando 2:40 del duelo. El encuentro estaba empatado a 111. Nurkic tomó un rebote ofensivo luego de un fallo de Carmelo Anthony y consiguió el doble además de la falta. Tres puntos tan valioso como el pase a la postemporada. Desde ese momento Memphis no volvió a adelantarse ni tampoco a empatar el marcador.

 

Nurkic rozó su marca personal de rebotes

 

Jusuf Nurkic terminó con un 20-20: 22 puntos y 21 rebotes. Deberíamos agregarle otro 20, que para efectos académicos sería una calificación perfecta. Sumó 6 asistencias, 2 robos y 2 bloqueos. 40:39 sobre el tabloncillo. Monstruosa actuación.

 

 

Como protector del aro mejoró su marca de rebotes en la burbuja y casi supera el registro en su carrera. El 04 de agosto sumó 19 rebotes ante Houston. Alta cantidad, «lógica» tomando en cuenta el «small ball» de los Rockets. La superó sin problemas. Estuvo a nada de establecer una nueva marca personal de rebotes en su carrera. Dicho registro es de 23 rebotes. Lo consiguió el 01 de enero de 2019, ante los Sacramento Kings y en un partido en el que fue necesario un tiempo extra.

 

Logró el tercer 20-20 de su carrera y el cuarto doble-doble en la burbuja. Sin duda, un partido legendario en honor a su abuela, que en paz descanse.

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: Agencias.
Fuente: Basketball Reference.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba