Andrés Giménez ya es comparado con Omar Vizquel en MLB

Andrés Giménez, novato venezolano de Mets de Nueva York, demostró en corto tiempo (15 encuentros) que puede jugar en Grandes Ligas. Su capacidad para fildear y batear dejan claro por qué es una joya del Big Show y lo convierten en objeto de comparaciones con leyendas.

 

De hecho, Gary Disarcina, coach de tercera base del club de la Gran Manzana, cree que su talento es comparable con el de Omar Vizquel.

 

Vizquel, aspirante a ingresar al Salón de la Fama de Cooperstown y ganador de 11 Guantes de Oro como campocorto, es el ídolo de Giménez y trabajó 24 torneos en la Meca de la Pelota.  

 

Disarcina observó los movimientos de Andrés Giménez para atrapar roletazos el domingo en el triunfo 4 a 2 de Mets sobre Marlins de Miami, en Citi Field, y aseguró que tiene mucho alcance y elegancia, dos características que exhibió Vizquel a lo largo de su extensa carrera.

 

“Podría ver a ese muchacho fildear rodados todo el día”, comentó Disarcina en una entrevista concedida a Anthony DiComo, periodista de MLB.com.

 

Una buena jugada realizada por Andrés Giménez

 

El domingo Andrés Giménez, larense de 21 años que puede custodiar la intermedia, las paradas cortas y la antesala, defendió la segunda base y mostró sus dotes de buen infielder.

 

Corrió a toda velocidad para atrapar una pelota, que había pegado previamente en el guante del inicialista Pete Alonso, en el jardín derecho y disparó al cuadro interior con mucha potencia.

 

El batazo, que antes de ser recogido por Giménez cayó, era ideal para que Eddy Álvarez, de Marlins, alcanzara –por lo menos- un par de cojines en el sexto inning, pero la genialidad del criollo se lo impidió.

 

 

El barquisimetano mostró una agilidad similar a la que hizo famoso a Vizquel, caraqueño que en más de una ocasión capturó elevados de espaldas al plato. Eso, a juicio de los scouts estadounidenses, demuestran que posee un instinto natural para laborar en los diamantes.

 

Giménez piensa que intervenir en múltiples choques de circuitos infantiles resultó determinante para que se convirtiera en un defensor de calibre. No en vano, según Baseball Reference, dejó un porcentaje de fildeo de .970 como camarero en Ligas Menores (MiLB), al cometer dos errores en 67 lances.

 

“Es el juego que conozco desde que era un niño y como pelotero profesional”, señaló Giménez a LasMayores.com. “El juego básicamente se trata de ayudar al equipo a ganar”.

 

El venezolano responde a la ofensiva

 

Andrés Giménez, poseedor de una media de fildeo de 1.000 tras no pifiar en 15 cotejos, no se limita a destacar con su manopla. También lo hace con el bate. En sus primeros 33 turnos, empalmó 11 indiscutibles para promediar un alto .333. Además anotó cinco carreras y empujó una.

 

Esos números le permiten cumplir una tarea nada sencilla: reemplazar a Robinson Canó, custodio del segundo cojín dominicano que participó en ocho Duelos de Estrellas y actualmente está lesionado. Canó ganó dos Guantes de Oro, cinco Bates de Plata y una Serie Mundial.

 

Luis Rojas, mánager quisqueyano de los citadinos, se siente satisfecho con lo hecho por Giménez, al punto de catalogarlo como un beisbolista especial, de esos que no aparecen a diario.

 

“Este muchacho siempre lleva un paso adelantado”, comentó Rojas. “Siempre está preparado, a nivel físico y mental”.

 

Las capacidades de Giménez, un joven que admira a Carlos González (jardinero zuliano y otrora bigleaguer), incluyen la velocidad. Esto último le permitió robar tres estaciones en igual cantidad de intentos y apuntarse un infield hit el domingo, tras efectuar un magistral toque de bola por la primera almohadilla en el tope contra los peces.

 

La inteligencia, una virtud del larense

 

Rojas considera que el sacar provecho a todas y cada una de sus habilidades demuestran que Giménez es “sumamente inteligente”.

 

“Creo que es temprano en la temporada, pero este muchacho es increíble”, comentó el piloto latinoamericano que se asombra por el hecho de que Giménez trata de aprender los secretos del deporte durante su primera pasantía en el Gran Circo.

 

Afirmó que Giménez le pide asesoría a él y al resto de sus compañeros, con el fin de transformarse en un jugador más completo.

 

“Quiere saber lo que tú estás pensando. Es como si fuera casi una extensión del mánager o del coach. Este muchacho siempre está aprendiendo”.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba