Tigres aspiran a que salud de Miguel Cabrera deje de ser una duda

Conforme transcurren los años, las dudas sobre la salud de Miguel Cabrera siguen incrementándose.

Una situación normal, considerando que el inexorable paso del tiempo suele azotar a los deportistas de alto rendimiento, sobre todo a aquellos que tuvieron un inicio prematuro, tal y como sucedió con el venezolano que debutó en las Grandes Ligas en el 2003, con apenas 19 años de edad.

Lejos quedaron aquellos días en los que Cabrera podía incluso actuar como jardinero. Por el contrario, sus intervenciones defensivas se han limitado a una posición de tan baja exigencia como lo es la primera base; e incluso, su presencia en el lineup durante la mayoría de las veces ha sido como bateador designado.

Para el 2020, la escuadra de los Tigres de Detroit aspira a que el físico de su principal exponente esté al tope, o al menos lo suficientemente bien como para volver a ser tan productivo, como acostumbró en sus años mozos.

Cabrera se propuso bajar de peso

Para logarlo, Cabrera se dedicó durante la mayor parte de la “temporada muerta” a reacondicionar su cuerpo. Espera lograr un equilibrio entre perder peso, sin que eso influya en demasía en el poder de sus batazos; pues ha sido su gran cantidad de masa corporal la principal causante de las lesiones sufridas durante las últimas años, tanto en la espalda como en sus rodillas.

«Miguel está trabajando muy duro. Va todos los días y está dedicado a bajar de peso, hacer sus ejercicios para fortalecerse y mantenerse sano durante la temporada», manifestó el cubano-americano Al Ávila, gerente general de los bengalíes, durante las pasadas reuniones invernales.

Para Miguel Cabrera resulta imperante recuperar el sendero fructífero para intentar a ayudar a los Tigres a volver a ser contendientes en la División Central de la Liga Americana. Mientras que en lo personal, tiene marcas históricas por conquistar y que no están lejos de su alcance.

El maracayero está a 185 hits de los 3.000 de por vida y a 23 cuadrangulares de conseguir la redonda cifra de 500.

Con un contrato, todavía millonario, garantizado hasta la campaña 2023, todo parece indicar que dichos hitos se los agenciará antes de que tenga que ponerle fin a su carrera, pero todo depende de si consigue su primer y gran objetivo: mantenerse saludable.

Redacción Sports Venezuela

Foto: Tigres de Detroit

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba