Manuel Piña se alista para retomar sus actividades

El receptor venezolano Manuel Piña retomará las actividades relacionadas con el béisbol la próxima semana, luego de completar su reposo por someterse a una cirugía en la rodilla derecha, informó el lunes Cerveceros de Milwaukee al portal Rotoworld.

 

Piña, un larense que a principios de la temporada 2020 se alternó en la posición dos con su compatriota Omar Narváez, se desgarró un menisco en la rodilla diestra y eso lo obligó a operarse en agosto y, en consecuencia, perderse el último mes de la ronda eliminatoria.

 

Según Milwaukee Journal Sentinel, Piña empezará a trotar, tomar prácticas de bateo y recibir envíos de lanzadores el siguiente septenario. Eso le permitiría estar disponible para actuar en la postemporada, siempre y cuando los espumosos se apoderen avancen a esa instancia.

 

Manuel Piña integra a un equipo competitivo

 

Piña pertenece a un aguerrido Milwaukee que se mantiene en la pugna por apoderarse de uno de los ocho cupos disponibles a los playoffs de la Liga Nacional. Sin incluir la tanda del lunes, ostentaba un récord de 26-26 y ocupaba el cuarto puesto de la División Central.

 

Con esa marca se ubicaba en el noveno peldaño entre los 15 equipos que integran todo el viejo circuito, uno detrás del último que da acceso a la Fiesta Grande de la Major League Baseball (MLB). El sitio actualmente está en poder de Rojos de Cincinnati (27-27).

 

Milwaukee y Cincinnati forman parte del centro de la Nacional y durante la última semana de la justa protagonizarán

una batalla por quedarse con el boleto.

 

Cincinnati marcha tercero en una División Central, liderada por Cachorros de Chicago (31-22). Cardenales de San Luis (26-24) lo escolta. Ambos elencos también pretenden pasar a la segunda etapa, algo que demuestra que la parcela es una de las más competitivas de la Nacional.

 

Los números del receptor venezolano

 

En la cita 2020 de MLB, compuesta por un calendario de 60 encuentros y cuya culminación está programada para el domingo, Piña participó en 15 desafíos y dejó unos discretos números, bastante positivos para un careta que no se caracteriza por ser un virtuoso a la ofensiva.

 

Sonó nueve hits en 39 turnos y promedió .231. Totalizó un doble, dos jonrones, cinco empujadas y cuatro anotadas en un curso en el que se convirtió en el suplente de Narváez.

 

El barquisimetano mantuvo un porcentaje de embasado (OBP), uno de almohadillas alcanzadas (slugging) y un OPS (suma de los dos rubros previos) de .333, .410 y .744, respectivamente. Su OPS Ajustado fue de 99.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba