Un Arráez “libre de dolor” inició su asignación de rehabilitación en triple A

Este podría ser el último fin de semana en el que los Mellizos deban arreglárselas sin Luis Arráez, cuando menos por un buen tiempo, luego de que el venezolano iniciara una asignación de rehabilitación en las menores este viernes y no presentara inconvenientes posteriores.

Arráez, que fue inscrito en la lista de incapacitados de 10 días el pasado 26 de mayo con una lesión en el hombro derecho, partió como primer bate y jardinero izquierdo del triple A St. Paul y se fue de 4-1, con una carrera remolcada en su regreso a la actividad sobre el terreno.

Todavía se desconoce por cuánto tiempo exactamente el criollo permanecerá con la sucursal, pero es posible que tan solo necesite de un par de compromisos adicionales antes de reincorporarse a las filas de Minnesota. Según el portal oficial del club, Arráez sería activado por el conjunto en algún punto de la próxima semana.

La “Regadera” dio un gran paso en su proceso de rehabilitación el pasado miércoles, cuando tomó práctica de bateo con el resto de sus compañeros por primera vez desde sufrir el percance físico, y según reveló el mismo cuerpo médico de la organización, a estas alturas tiene la luz verde para realizar “básicamente cualquier tipo de actividad beisbolera”.

Aguantó hasta donde pudo:

El oriundo de San Felipe admitió que estuvo soportando mucho dolor en los días previos a su inclusión en la lista de lesionados, cuando trató seguir jugando a pesar de la lesión. En particular, Arráez indicó que las molestias más severas aparecían al intentar batear o lanzar la pelota.

“Estoy muy feliz por eso”, le comentó el utility a la prensa norteamericana sobre el hecho de encontrarse libre de dolor en la actualidad. “Quiero estar con mis compañeros porque sé que me extrañan y yo también ellos. Ya estoy casi de vuelta“, añadió.

Además de echar de menos su personalidad en el clubhouse, los Mellizos también han extrañado al criollo dentro de las líneas de cal. En 39 desafíos disputados antes de lastimarse, Arráez tenía una línea ofensiva de .277/.358/.333, junto con tres dobles, un triple, otro jonrón, 20 anotadas y 14 impulsadas.

El joven paleador, de 24 años de edad, ha cubierto con eficacia distintas posiciones a la defensiva en lo que va del actual torneo, entre ellas la segunda y tercera base, además del bosque izquierdo.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta | @AndresEspinoza

Foto: Cortesía St. Paul Saints.

Botón volver arriba