Wilfredo “Willie” Romero aspira a entrar al salón de la fama mexicano

Wilfredo “Willie” Romero, exjardinero venezolano, figura en la lista de candidatos a ingresar a finales de 2020 al Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, un recinto al que sólo acceden las leyendas que vieron acción en el circuito veraniego azteca.

El miércoles, en una entrevista concedida a El Fildeo, el aragüeño de 45 años aseveró que de ser electo al Templo de los Inmortales, ubicado en Monterrey, Nuevo León, sentiría “la mayor “satisfacción de su vida, porque lograría el mejor reconocimiento a sus 14 temporadas de servicio en la Liga Mexicana de Béisbol (LMB).

“Si pasa, amén; y si no, también amén. Es un privilegio estar en esa lista”, explicó Romero que trabajó en la LMB para Tigres de Ciudad de México, Saraperos de Saltillo, Leones de Yucatán, Acereros de Monclova y Tigres de Quintana Roo. “Es un honor, al menos, ser nominado”.

Los méritos de Romero

De acuerdo con Baseball Reference, “Willie” se ganó su postulación después de mantener un promedio vitalicio de .328 en la LMB, al disparar 1.591 hits en 4.855 turnos. Sonó 300 dobles, 40 triples y 143 jonrones en 1.285 encuentros, en los cuales empujó 841 carreras y anotó 917.

Con Saltillo mostró su mejor versión en la campaña 2002, en la que se adjudicó una corona de bateo con un average de .387. En ese torneo, golpeó 142 indiscutibles en 367 chances, consumidos en 95 cotejos. Terminó con 29 dobles, tres triangulares y 14 vuelacercas, además de 77 fletadas y 85 marcadas.

En 2006 obtuvo su primer y único título como pelotero, al ayudar a Yucatán a conquistar la Serie del Rey, la Gran Final de la LMB. En esa justa, promedió .331 con 19 tubeyes, tres tripletes, siete bambinazos, 61 producidas e igual número de registradas.

“Willie” y su éxito fuera de los diamantes

Romero, quien en 2007 lideró a la LMB en incogibles (182) y conexiones de tres cojines (16) cuando laboró para Leones, se mantuvo activo como pelotero de 1999 a 2012. Después de retirarse, cosechó éxitos como estratega.

De acuerdo con Récord, dirigió a Yucatán desde 2015 hasta 2017 y se acreditó en un par de ocasiones el premio Mánager del Año de la LMB.

“Si llego a ser reconocido sería un gran privilegio, porque guardo buenos recuerdos de México”, agregó Romero que en el invierno laboró como coach de banca de Yaquis de Ciudad Obregón en la Liga Mexicana del Pacífico (LMP).

Para ser entronizado al Salón de la Fama del Béisbol Mexicano, se requiere de la aprobación de un grupo de periodistas, quienes evalúan los méritos deportivos de un atleta para aceptar o no su inclusión al panteón. Los resultados de ese proceso se darán a conocer en los próximos días.

De ser escogido, Romero se uniría al exlanzador Fernando Valenzuela, oriundo de México, quien ingresó al recinto de exponentes legendarios el 13 de noviembre de 2019.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de El Fildeo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba