Un homenaje de Diez: Así emuló Messi a Maradona

El homenaje que maravilló a todo el mundo del fútbol este fin de semana fue el de Lionel Messi tras convertir el cuarto tanto en la goleada al Osasuna. El Barcelona venció 4-0 en el Camp Nou.

La jornada del domingo esperaba por una anotación del argentino que sirviera para honrar la memoria de Maradona. Primero, en el de Braithwaite, hizo el gesto de la Mano de Dios, pero sin empujar la pelota. Le hubieran anulado un gol hecho.

Dio destellos de sus intenciones. La tarde en Cataluña necesitaba algo especial del “10”. El destino lo pedía. Pero nadie sabía qué iba a pasar.

El destino se prestó para el homenaje

A Messi, muchas cosas no le han salido para llenar un capítulo más de su grandeza, como un título con la selección. Sin embargo, marcar ayer, en la liga donde ha celebrado más de 400 veces, con el club en el que lo ha hecho en más de 600 ocasiones, no era exigirle mucho a los dioses de la pelota.

Todos dieron gracias en el minuto 74 del partido. Cuando un Leo, que no ha estado fino esta temporada, en la cual la mayoría de sus gritos vienen del penal, hizo una a su propio estilo. Recibió, encaró para su zurda, gambeteó y sacó un riflazo cruzado para clavarla en el ángulo derecho.

Más allá de la calidad, solo le dio pie al homenaje. El astro se quitó la camiseta y debajo tenía una del Diego. Pero no cualquiera, no la de la selección, no la de Boca, no la del Barca, la de Newell´s Old Boys. El club de sus amores, en el cual se forjó antes de partir a España. Del cual fue hincha en sus inicios y es el único equipo argentino con el que sueña.

Era una indumentaria que le habían regalado un par de años atrás. La tenía guardada. Maradona jugó, según los números, cinco partidos con la Lepra. Convirtió un gol, muy parecido al de Messi, por cierto, solo con cambio en el perfil.

El delantero culé mostró su argentinidad y recordó su origen, del cual algún fanático visceral puede reprocharle haberse olvidado. Pudo elegir cualquier color, y escogió el rojo y negro. Resultó mágico, sorpresivo. Del “10” al Diez.

Escrito por: Santiago Aceituno R / @SantiAce23

Foto: @FCBarcelona

Botón volver arriba