Boston Celtics: grupo de gregarios que son estrellas, y viceversa

Los Boston Celtics tienen la mitad de la tarea hecha ante Toronto. Con la victoria de este martes se adelantaron por dos juegos en la serie. Dos triunfos más los separan de volver a la Final de la Conferencia del Este, instancia en la que compitieron por última vez en la 17/18. Si vemos la planilla estadística, será fácil para nosotros determinar que Jayson Tatum fue la figura del game 2, no obstante, cuando los Raptors tenían el control del juego, un «gregario» celta fue quien se puso la capa de héroe y permitió la remontada.

 

Smart: muy smart

 

Marcus Smart, reconocido por el universo NBA por ser un excelente defensor, brilló en la ofensiva en el último cuarto. Encestó 15 puntos seguidos para su equipo, todos por la vía de la larga distancia. ¿Quién le dio el balón en tres de las cinco jugadas? Jayson Tatum, ese joven que estableció un nuevo récord personal de puntos en postemporada, con 34. Roles invertidos, pero misma efectividad.

 

Un triple lo fabricó Smart, y el quinto comienza con Tatum atrayendo defensores para luego descargar a la esquina; Theis rota con el gregario estrella, quien tras un bote se suspende y encesta.

 

 

«Nunca jugué con alguien como Smart. Nunca he conocido a uno como él. Es único«, expresó Tatum luego del partido. Kemba Walker respaldó dichas declaraciones. Y es que en defensa Marcus Smart cumplió, como es habitual en él, negándole un lanzamiento a Pascal Siakam sobre el cierre del encuentro.

 

Los obreros no escasean en los Boston Celtics

 

Sería un pecado no mencionar el trabajo de Robert Williams III. Brad Stevens le dio la oportunidad a un obrero que apenas jugó ante Philadelphia, pero que ha demostrado su valía en esta serie. En el juego 2 sumó 11 puntos y 4 rebotes, perfecto en tiros de campo. Casi calcado del primer partido, en el que acumuló una decena de puntos y tampoco erró ningún lanzamiento -a excepción de dos tiros libres-.

 

Sus puntos fueron claves. Fue el oxígeno del banquillo de los Celtics. En defensa fue capaz de asumir roles y proteger su territorio como un león.

 

Grant Williams, otro «tapado», estuvo 18:31 en el tabloncillo. Más minutos que el resto de suplentes. Él es el ejemplo de otro caso al cual no se puede evaluar en base a los puntos registrados. El balance de los Boston Celtics fue de +4 mientras jugó.

 

No olvidemos que los máximos campeones de la NBA no cuentan con Gordon Heyward. Stevens, además, se guardó a Enes Kanter. Y no porque no cuente con él, sino porque para los emparejamientos ante los jugadores de Toronto, le convenía más utilizar a los jugadores antes mencionados.

 

Esto demuestra que Boston está muy bien estructurado, y que además su entrenador sabe cuándo y cómo utilizar a cada una de sus piezas. De igual forma, cada gregario cumple de maravilla su rol, y está preparado para el momento en el que se le presente la oportunidad de ser una estrella completa.

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: ESPN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba