Canasto de Jokic le dio el pase a Denver en un dramático partido

Nikola Jokic anotó un canasto con poco más de 15 segundos por jugar. Ese sería la diferencia para que Denver Nuggets derrotara 80-78 a Utah Jazz en un dramático encuentro, acorde a un séptimo partido de postemporada en la NBA.

 

 

Pocos puntos, defensa asfixiante y juego físico fue lo que se vio durante todo el compromiso. Algo muy diferente a lo visto en los seis choques previos, pero ambos equipos se jugaban la temporada y Denver quería culminar la remontada después de caer en tres de los cuatros primeros duelos de la serie.

 

El equipo de Colorado dominó las acciones desde el comienzo con buena defensa y ataque correcto que parecía sacarle una ventaja notable a un Utah que lucía alejado de la realidad. Así fue como Nuggets se imponía 50-36 tras disputarse dos cuartos.

 

Sin embargo, Utah reaccionó de la mano de un Donovan Mitchell que estuvo apagado en la primera parte, aunque en el complemento fue el mismo de siempre. Junto a Rudy Gobert ayudó a que los suyos establecieran un tercer parcial favorable 24-15. La consistencia de la baja anotación era la tónica, signada por el nerviosismo en ataque y la concentración en defensa.

 

Final de infarto

 

Los primeros cinco minutos fueron erráticos de cada al cesto para los dos conjuntos y con una ráfaga de 8-3, Jazz igualó el marcador. Y gracias al aporte decisivo de Gobert en la pintura pudo colocarse al frente.

 

Fue el turno para que aparezca Jokic, que había superado de largo el doble-doble. Allí, en el tramo final anotó el punto que igualó el marcador y con menos de 20 segundos por jugar, cuando el reloj de 24 expiraba, se elevó por encima de la defensa para anotar el último enceste del partido, el definitivo 80-78.

 

Habría más drama, con la pérdida de balón de Utah en el siguiente ataque, la bandeja fallada por Denver en el contraataque y el tiro triple final que coqueteó con el aro pero el balón decidió no entrar.

 

 

Jokic superó a Gobert en el duelo de pivots

 

Nikola Jokic dio la actuación que se espera de las grandes estrellas para este tipo de juegos dramáticos. No solo sumó los dos puntos decisivos sobre el cierre, sino que lo hizo durante todo el partido.

 

El serbio terminó con 30 tantos, 14 rebotes y cuatro asistencias. Suplió mal partido de un Jamal Murray, que si bien anotó 17 unidades, no estuvo fino en tiros de cancha (7/21).

 

En Utah Jazz brilló Donovan Mitchell, quien tuvo un discreto primer tiempo. Pero que se redimió en el tercero y cuarto parcial al terminar con 22 puntos.

 

El francés Rudy Gobert se hizo gigante en los minutos finales y se vio involucrado en un duelo de postes europeos con Jokic y no defraudó. Finalizó con una doble decena espectacular de 19 puntos y 17 rebotes, aunque esos números servirán para la estadística ya que se despiden de la temporada.

 

 

Denver, por su parte, se enfrascará en otra serie competitiva contra Los Angeles Clippers en las semifinales de la Conferencia Oeste de la NBA.

 

Escrito por: Alejandro Jesús Fernández / @AlejoFer1398.
Foto: ESPN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba