Andre Dawson siente tristeza por las víctimas mortales del COVID-19

En condiciones normales, Andre Dawson, miembro del Salón de la Fama de las Grandes Ligas, cumpliría una cuarentena en su casa para evitar el contagio de COVID-19. Pero mientras la pandemia causa estragos en Estados Unidos, el antiguo jardinero se encuentra activo porque es propietario de una funeraria. No oculta su tristeza por la gran cantidad de fallecidos por causa de la enfermedad.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el jueves 263.146 personas murieron por coronavirus, de las cuales 73.095 se registraron en suelo estadounidense, algo que a Dawson le causa un profundo dolor, porque los familiares de las víctimas no pueden organizar un cortejo fúnebre de una manera tradicional, sino con restricciones. Eso, a su entender, genera un trauma inmenso en los allegados de ciudadanos que perdieron la batalla contra el virus que origina problemas respiratorios.

“Es muy triste, realmente muy triste, porque la gente llora y lleva su duelo de manera diferente. No están siguiendo el proceso que llevarían en circunstancias normales. Uno ve mucho dolor”, le comentó Dawson Steven Wine, periodista de AP. “Uno no quiere ver este tipo de cosas”.

Andre Dawson cambió el béisbol por una agencia funeraria

Dawson, quien disputó 21 temporadas en Las Mayores, cambió el béisbol por el mundo funerario. Ingresó al negocio hace 12 años cuando adquirió Paradise Memorial en Miami, Florida. Aunque lleva más de dos lustros como dueño del local, sigue sin adaptarse a las consecuencias negativas del coronavirus.

Lo que más lo atemoriza es el hecho de no tener la capacidad de respuesta para atender grandes volúmenes de cadáveres por causa del COVID-19, algo que podría causar una crisis sanitaria en Miami tal y como sucedió recientemente en Nueva York.

“Es estresante, por los tiempos y la incertidumbre. Pero a esto nos dedicamos. Con todo lo desafiante que pueda ser, simplemente oramos y confiamos en estar preparados”.

Al antiguo beisbolista no le gustaba estar ligado a la muerte

El exbeisbolista, de 65 años de edad, confesó que meditó muchas horas para ser parte del llamado “negocio de la muerte”, porque el simple hecho de hablar del tema le daba miedo.

“En cierto modo esto me cayó en las manos. Cuando era joven, difícilmente pude haber vislumbrado esto. En realidad, me daba miedo la muerte cuando era niño. Al ir a las funerarias y ver a alguien en un ataúd, me recordaba los momentos de cuando era joven, veía una película de terror y no podía dormir por las noches. Así era yo. Pero uno crece y cambia con el tiempo”.

Mientras su local presta servicios en momentos de contingencia, Dawson usa una mascarilla para no exponerse, por completo, a una posible infección.

Durante su carrera en el Big Show, que se extendió de 1976 a 1996, Dawson promedió .279 con 503 dobles, 98 triples, 438 jonrones, 1.591 impulsadas y 1.373 anotadas. Se estafó 214 almohadillas, participó en ocho Duelos de Estrellas, ganó ocho Guantes de Oro y Cuatro Bates de Plata. Fue designado Novato del Año de la Liga Nacional en 1977, donde en 1987 resultó electo Jugador Más Valioso (JMV).

Vistió los uniformes de Expos  de Montreal, Cachorros de Chicago, Medias Rojas de Boston y Marlins de Florida.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: ESPN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba