Blake Snell y su divertida anécdota con Miguel Cabrera (+Video)

El ganador del premio Cy Young de la Liga Americana en 2018, el zurdo Blake Snell, está atravesando por un buen momento en la temporada de MLB The Show, torneo de videojuegos que se está llevando a cabo entre los propios jugadores mientras se mantienen cumpliendo la cuarentena por el coronavirus. https://www.mlb.com/

Aunque durante una de sus más recientes intervenciones, en la que llevó a su equipo los Rays de Tampa a asegurar un cupo a la postemporada del campeonato virtual al arrojar marca de 21-4, Snell conversó acerca de lo que ha sido una de sus experiencias más agrías durante los últimos años y la misma involucra al venezolano Miguel Cabrera.

El 4 de junio de 2019, Miggy regresó a los terrenos después de unos días inactivos por dolencias físicas. En su primer turno del juego de los Tigres de Detroit frente a los Rays en Comerica Park, pegó un doble productor en la misma primera entrada.

Para la segunda confrontación Blake Snell lo dominó con un ponche tirándole. Y en el quinto capítulo, con las bases llenas, Cabrera respondió una vez más al conectar un cuadrangular por todo el jardín izquierdo, que significó la inminente salida del siniestro de la lomita.

«Me pegó un Grand Slam. Último partido allí en Detroit. Hermano, nunca he estado tan enojado en toda mi vida. Recuerdo que iba a hacer que firmara una camiseta para mí. Ese día, porque fue nuestro último día allí. Y estaba colgando en mi casillero”, le dijo el as de Tampa a MLB.

Una piedra en el camino de Blake Snell

Para Blake Snell no había sido un mal día a pesar de que permitió una anotación en el primer inning. Se recuperó rápido y poco a poco fue sacando de paso a los bateadores hasta que llegó ese fatídico capítulo.

“Estaba en el quinto y le tiré 20 bolas curvas a este hombre. Luego cae y golpea un Grand Slam. Me sacan del juego. Caliente. Estaba enojado. Estaba tan enojado. Estaba como ‘Hermano, lo estoy matando, como seis entradas y una carrera, estoy a punto de tener un buen juego. Viene Miggy. Bomba”, recordó el estelar serpentinero.

No todo terminó allí. Snell al final se quedó con la decisión perdedora después de que los Rays cayeron 9 a 6 frente a los Tigres. Una vez de retorno al clubhouse visitante, se topó con un presente muy especial en su looker, de parte de quien minutos antes se había convertido en su “verdugo”, el propio Miguel Cabrera.

“Subí al vestuario. Su jersey estaba en mi casillero. Y está colgando en todo el centro de mi casillero. No es como si estuviera metido allí. Era en todo el centro, como si fuera su casillero. Oh sí, eso fue terrible”, dijo con un ligero tono de humor el escopetero.

Redacción Sports Venezuela

Foto:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba