Caribes blanqueó a Magallanes en juego del comodín y se metió a semifinales

Un largo viaje desde Maracaibo hasta Puerto la Cruz y el trajín que representa viajar en avión para cualquier persona, no fue impedimento alguno para que el conjunto Caribes de Anzoátegui amarrara su pase a las semifinales de la  Temporada 2019-2020 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional  (LVBP).

Caribes  se quedó con el triunfo 2 a 0 sobre Navegantes del Magallanes en el juego del comodín, disputado en el estadio Alfonso “Chico” Carrasquel, y conquistó el boleto para desde este mismo domingo medirse con la inspirada escuadra de Tiburones de La Guaira, en el Estadio Universitario de Caracas.

Guaipe estuvo intraficable por Caribes

Una sólida labor de sus serpentineros, encabezados por Mayckol Guaipe, además del oportunismo de Gabriel Lino y Willians Astudillo fueron la fórmula que usaron los aborígenes para blanquear a los navieros, quienes sí parecieron acusar el cansancio que experimentaron en su traslado desde Barquisimeto hasta la capital anzoatiguense.

Guaipe le ganó el duelo de pitcheo nada más y nada menos que a Félix Doubront, que si bien no deslució, al recibir solo dos imparables y una rayita en siete episodios, no contó con el respaldo ofensivo para terminar como el lanzador derrotado.

Guaipe, por su parte, atravesó al menos un par momentos de apremios, aunque mantuvo el aplomo suficiente en la lomita para sortearlos y contener a la difícil toletería naviera. Al final trabajó seis entradas completas sin anotaciones, con cuatro hits permitidos, una base por bolas y seis ponches, incluido uno a Henry “Pollito” Rodríguez en el sexto acto que lo ayudaron a disolver una seria amenaza que montó el Magallanes.

Las rayitas de Caribes fueron fabricadas una en el tramo dos, después de un sencillo, una base robada y otro hit impulsor del receptor Lino. En el octavo, Astudillo le puso la guinda con un cuadrangular solitario ante los envíos del relevista Ryan Kussmaul y le concedió cierta tranquilidad al bullpen para trabajar con menos presión.

Oliveros puso el candado hacia la semfinal

Fue el ex grandeliga Lester Oliveros el encargado de ponerle el candado al compromiso y cumplió a cabalidad con su labor al retirar el episodio por la vía rápida y hacer celebrar a los suyos sobre el engramado sintético del coso oriental.

A la tropa de Anzoátegui ahora le toca emigrar hasta la metrópolis caraqueña para medirse por dos días consecutivos con los salados, antes de tener el martes su primer día libre después de cuatro partidos consecutivos, por demás agotadores, considerando los escenarios y la constante viajadera.

En la ronda regular, Tiburones se quedó con la serie particular 4 a 2, incluidas dos en condición de visitantes.

 Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Foto: Daniela Araya/ @dnadosfotografia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba