Contreras recibió el respaldo de su mánager tras altercado ante Milwaukee

En la inmensa mayoría de los casos, los dirigentes suelen tomar una posición bastante política a la hora de conversar con la prensa tras alguna reyerta en la que su equipo haya estado involucrado. Es el camino sencillo y posiblemente también el correcto ante los ojos del comisionado de las Grandes Ligas. Si bien David Ross no rompió por completo esa tendencia este miércoles, al referirse al altercado de su receptor Willson Contreras con los Cerveceros, tampoco siguió el protocolo letra por letra.

Ross, quien está en su segunda temporada al mando luego de retirarse como pelotero activo en 2016, aseguró que la reacción del venezolano fue perfectamente entendible e incluso se atrevió a señalar que si él hubiese estado en su posición, el desenlace habría sido bastante similar.

Creo que estuvo justificada, ¿no?“, le comentó Ross al portal oficial de los Cachorros sobre la actitud de Contreras el martes por la noche. “Es un tipo emocional y no sé si yo hubiese reaccionado de una forma diferente después de lo que pasó y de cuántas veces ha sido golpeado por ese mismo grupo”.

Contreras se molestó tras recibir un pelotazo de parte del lanzador Brad Boxberger en el noveno inning del desafío del martes en Wrigley Field, llegando a dar algunos pasos hacia el montículo mientras le gritaba cosas al serpentinero y lo señalaba. Dicho intercambio llevó a que las bancas se vaciaran momentáneamente, aunque la situación no pasó a mayores.

Se repuso de un susto en la jornada anterior:

El oriundo de Puerto Cabello, de 28 años de edad, también había sido golpeado en la faena previa, esta vez con una pelota que impactó su casco.

“En algún punto, suficiente es suficiente. El pitcheo es importante en el beisbol y tienes que lanzar adentro. En algunas de esas ocasiones, te vas a equivocar y vas a golpear a un bateador. Pero cuando se hace una constante, las emociones se elevan y se salen de control“, continuó Ross.

El mandamás de los oseznos aclaró que ni él, ni Contreras, ni ningún miembro de su equipo, considera que el pelotazo que propinó Boxberger fuera intencional, pero la molestia se debió a lo repetitivo que han sido los bolazos recibidos por su careta cuando ha enfrentado a los brazos lupulosos recientemente.

De los 14 pelotazos que le propinaron a Contreras en 2020, más que a cualquier otro jugador ese año, cuatro fueron cortesía del pitcheo de Milwaukee.

El dos veces All-Star no figuró en la alineación de Chicago este miércoles, pero Ross aseguró que dicha decisión no tuvo nada que ver con el incidente del juego pasado; en su lugar, el capataz dijo que la jornada libre ya estaba en los planes, en especial al tratarse de un encuentro que iniciaba a tempranas horas de la tarde tras uno celebrado la noche anterior.

“Ha quechado cada juego hasta ahora. Es alguien a quien realmente voy a monitorearle los innings tanto como pueda“, finalizó el exreceptor Ross.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta | @AndresEspinoza

Foto: Chicago Tribune.

Botón volver arriba