Félix Hernández aspira a culminar su carrera con 3.000 ponches

A Félix Hernández le gustan los retos. Por ese motivo firmó un pacto con Bravos de Atlanta, novena de Grandes Ligas. Con ese club aspira a llegar a la postemporada y establecerse como abridor por un largo tiempo, con el fin de tener chance de alcanzar una anhelada meta: contabilizar 3.000 ponches en su carrera. Actualmente, suma 2.524 guillotinados.

Hernández, pítcher de 34 años, expresó su deseo en un diálogo que sostuvo con la periodista Adriana Flores, de Meridiano TV, en Instagram. Afirmó que se unió a Atlanta porque quería formar parte de un club con real chance de ser campeón.

“Mis grandes metas en Las Mayores son llegar a los 200 juegos ganados y, sobre todo, a 3.000 ponches. Pienso que si llego a conseguirlo, le pondré una cereza al pastel a mi trayectoria”, explicó un risueño Hernández desde Miami, Estados Unidos. “Creo que si consigo esos números tendría más chance de ser elegible al Salón de la Fama”.

Félix Hernández siente que tomó la decisión correcta al unirse a Atlanta

Hernández pasó sus primeros 15 torneos en la Major League Baseball (MLB) con Marineros de Seattle y desde finales de 2019 decidió explorar el mercado como agente libre. Su objetivo era encontrar una tropa con la cual pudiera disputar un duelo de playoff, algo que no hizo hasta ahora. Considera que tras unirse a Atlanta podrá cumplir con esa asignatura pendiente.

“Atlanta me dio una buena oportunidad laboral y pienso aprovecharla. Hasta ahora, me siento bien y mi intención es la de ganarme un puesto con ese elenco para poder jugar los playoffs”, continuó Félix Hernández.

Aunque puede vanagloriarse de haber asistido a seis Juegos de Estrellas y poseer un Cy Young, el venezolano se mostró humilde al asistir a los Entrenamientos Primaverales 2020, interrumpidos el 12 de marzo por causa de la pandemia de coronavirus, como invitado. Rubricó un contrato de Ligas Menores (MiLB) y no tiene cupo garantizado en la agrupación. Esta situación no lo deprime, más bien lo motiva a rendir al máximo.

“A otras personas lo hubiera deprimido toda esta realidad, pero en mi caso lo que me dio fue mucha motivación. Pienso que presentarme sin nada seguro, pelear por un lugar en el róster, me favoreció y por eso quiero lograr buenos resultados. Unirme a Atlanta fue lo mejor que me pudo pasar”.

El pítcher venezolano se mostró dominante durante la primavera

Formar parte de la rotación de los belicosos en la fase regular parece ser cuestión de tiempo, pues el criollo lució dominante en los compromisos de pretemporada en los que actuó. En cuatro salidas, exhibió un récord de 1-1 con una efectividad de 1.98. En 13.2 innings, aceptó tres carreras limpias, propinó 13 ponches y repartió cinco boletos. Cree que ese rendimiento, obedece a que goza de buena salud.

“Ahora me siento bien, porque a diferencia de los dos años anteriores en los que me lesioné de forma constante, me siento fuerte y sano. La clave de mi desempeño es que antes y durante el Spring Training mejoré mi elasticidad con el crossfit. También levanté pesas para fortalecer hombros y piernas, algo que sigo haciendo en cuarentena”.

El serpentinero criollo todavía siente nostalgia por Seattle

Félix Hernández, dueño de una marca vitalicia de 169-136 y poseedor de una efectividad de 3.42 al tolerar 1.037 rayitas pulcras en 2.729 actos y dos tercios, siente nostalgia por Seattle.

“Me costó bastante dejar a esa ciudad, porque la gente me adoptó como que yo fuera uno más de allí. Sabía que 2019 era mi último año de contrato y todo terminó de esa forma. Siempre estaré agradecido con la fanaticada, porque me hicieron sentir como una persona especial”.

Tras pasar la página con Seattle, Hernández aguarda el arranque de una cita 2020, inicialmente pautada para el 26 de marzo y postergada hasta nuevo aviso por causa del COVID-19, para cosechar éxitos con Atlanta, el cuadro que le permitió seguir en el béisbol organizado.

“Sigo siendo el rey de Seattle. Eso nada lo va a cambiar, pero ahora quiero conseguir muchas cosas con Atlanta, el conjunto que me dio chance de trabajar. Decidí estar con Bravos, porque su directiva me dijo que yo iba a ser la mejor contratación que iban a tener este año. Eso me impulsó a rechazar las ofertas de Reales de Kansas City, Marlins de Miami y Rojos de Cincinnati, que también querían mis servicios. Acepté el reto de estar con Atlanta y ahora vamos por más triunfos”.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba