Freddy Galvis se destapó a batear a la “hora buena” (+Video)

Sin importar lo que pase en la jornada dominical, Rojos de Cincinnati ya aseguró su pase a la postemporada de la campaña 2020 de la Major League Baseball (MLB). Eso lo logró, en buena parte, porque el infielder Freddy Galvis se destapó a batear en la “hora buena”.

Entre el 20 y 26 de septiembre, Galvis promedió un elevado .333 al empalmar cinco hits en 15 turnos consumidos, de acuerdo con la cadena televisiva ESPN.

El falconiano, de 30 años, sonó un par de extrabases, desglosados en un doble y un cuadrangular. También impulsó dos carreras y anotó idéntico número en cinco duelos disputados, en los cuales la agrupación escarlata, dirigida por David Bell, acabó con una marca positiva de 4-1.

Su rendimiento colaboró para que Cincinnati, que retaría el domingo, a las 3:10 pm, a Mellizos de Minnesota en Target Field, avanzara a los playoffs por primera vez desde 2013.

Más guarismos de Freddy Galvis

Galvis, quien trabajó por segundo torneo seguido con Cincinnati, mantuvo un porcentaje de embasado (OBP) de .444 en esos cinco choques, en los que también negoció dos bases por bolas. Su media de almohadillas alcanzadas (slugging) fue de .600.

El pelotero lució un OPS (la sumatoria del OBP y el slugging) de 1.044. Durante el período se adueñó de un cojín después de ser golpeado por un pítcher.

Esa reciente actuación con el madero le permitió mejorar sus guarismos globales en la cita. Antes de la cartelera del 27 de septiembre, promediaba .216 con cinco dobletes, siete bambinazos, 18 marcadas y 15 impulsadas. Su OBP, slugging y OPS eran de .306, .403 y .709, respectivamente.

Un infielder con buenas manos

En los cinco partidos que disputó antes del domingo, Galvis mostró sus buenas manos, mismas que en 2019 lo ayudaron a ser considerado por los periodistas deportivos estadounidenses como uno de los mejores vigilantes del cuadro interior del Big Show.

Según Baseball Reference, Galvis no cometió errores en 44.0 innings, para conservar un porcentaje de fildeo perfecto (1.000). Demostró su versatilidad porque laboró 36.0 actos como torpedero y 8.0 como intermedista. Entre ambas posiciones realizó 10 lances.

El beisbolista que participó en su noveno certamen en la MLB y en el pasado trabajó para Filis de Filadelfia, Padres de San Diego y Azulejos de Toronto, atrapó tres elevados y totalizó siete asistencias en esos compromisos de ronda eliminatoria.

Esa capacidad para custodiar varios puestos del infield, aunada a su reciente explosión con el madero, transformaron a Galvis en una pieza importante de un Cincinnati que tras pasar a la Fiesta Grande de la MLB, tratará de coronarse en una Serie Mundial, algo no logra desde 1990.

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: ABC News

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba