¿Gran jefe indio? Jackson Melián desea seguir al frente de Caribes de Anzoátegui

Haber conquistado un sub campeonato en su primera experiencia como manager de un equipo profesional es un logro más que digno de enaltecer; sin embargo, para muchos no es suficiente, considerando que se quedaron con el sabor agridulce de haber estado tan cerca de coronarse y no haberlo podido lograr. Dentro de este grupo está Jackson Melián.

El ex jugador con más de 20 temporadas de experiencias en la LVBP cumplió con una gran temporada 2019-2020 de la LVBP al frente de Caribes de Anzoátegui, al que condujo a la gran final, misma en la que cayó derrotado en siete juegos frente a Cardenales de Lara.

Es este hecho, precisamente, el que dejó insatisfecho a Melián, que a pesar de que el cargo se le otorgó como una especie de contigencia, desea una nueva oportunidad de la gerencia oriental para continuar como el cacique de la tribu para la venidera campaña invernal, que  es incierta.

Melián se quiere sacarse la espinita

“Yo tengo todas las ganas de repetir. Desde que empecé a dirigir me volví un fiebruo en este trabajo y, bueno, hasta donde sé, de parte de la gerencia también hay interés en que yo regrese como manager”, le manifestó el timonel al periodista Jesús Ponte y lo reseñó en su web el departamento de comunicaciones de la LVBP.

Con récord positivo de 22 triunfos y 20 derrotas culminó la primera pasantía de Melián como mandamás de un elenco en el circuito rentado.

 Luego en la primera ronda de postemporada no le fue tan bien al ceder en su serie contra Águilas del Zulia, pero pudo mantenerse a flote gracias a la derrota que le propinaron los anzoatiguenses a Navegantes del Magallanes en el partido por el comodín.

Desde ese partido ante los navieros, su equipo tuvo un punto de inflexión para barrer en semifinales a Tiburones de La Guaira hasta alcanzar la última fase decisiva, en la que no pudieron doblegar a los pájaros rojos, trastocando así los sueños de Melián de ser un debutante campeón.

“Estoy a la espera de Caribes. Con ansias de volver a dirigir este año y sacarme la espinita para poder ser campeones este año”, le confesó Melián a Aponte vía telefónica.

Consciente de la incertidumbre

El deseo de Jackson Melián de continuar como el gran jefe indio no solo se puede ver truncado por las decisiones de la gerencia de Caribes. También podría verse afectado por el destino de la campaña 2020-2021 que es incierto e incluso existe la posibilidad de que se suspenda.

“Lógicamente toda la situación actual que vivimos (pandemia de la Covid-19), retrasa todo. No se sabe a ciencia cierta qué pasará con el torneo en Venezuela o como será. Así que hay que esperar. Pero en principio hay voluntad de repetir por ambos. Ojalá sea así”, sentenció el ahora capataz de 40 años de edad.

Desde la directiva anzoatiguense no ha habido ningún tipo de anuncio oficial. Al igual que el resto de las novenas que forman parte de la liga, se mantienen cautos a la espera de que se aclare el panorama para comenzar a hacer las planificaciones necesarias.

Escrito por: Redacción Sports Venezuela

Foto: Prensa Caribes de Anzoátegui

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba