Lesión de Justin Verlander “encendió las alarmas” en MLB

Apenas transcurrieron tres días de la temporada 2020 de la Major League Baseball (MLB) y ya se lesionaron jugadores de remombre, entre ellos el lanzador Justin Verlander (Astros de Houston). El caso de este último “encendió las alarmas” de los directivos de los 30 clubes del circuito, pues generó dudas sobre la condición de los atletas.

 

Justin Verlander, ganador de dos premios Cy Young de la Liga Americana (incluido uno en 2019), presenta una dolencia en el antebrazo derecho y estará fuera de acción por tiempo indefinido.

 

Medios de comunicación estadounidenses aseguraron que se perdería el resto de la campaña 2020 de MLB, compuesta por un calendario de 60 duelos, porque debía pasar por el quirófano.

 

Se especuló que necesitaría de la cirugía Tommy John (reconstrucción del ligamento colateral cubital del codo) y tendría que reposar por un año, pero el propio pítcher afirmó que sólo padece una tensión en la zona afectada. Dijo que regresará a la acción en corto plazo.

 

El breve tiempo de preparación afectó a Justin Verlander

 

¿Por qué un Justin  Verlander que laboró 200 o más innings en 12 de sus 16 temporadas en MLB tuvo un problema físico tan rápido? La respuesta es simple: fue una víctima del corto tiempo de preparación que se le dio para encarar una contienda en plena cuarentena por coronavirus.

 

A diferencia de citas anteriores, en las cuales tanto escopeteros como peloteros de posición ensayaban varias semanas en campos de Florida y Arizona antes de disputar desafíos amistosos durante un mes, para este torneo a los deportistas se les dieron 22 días para “ponerse a tono”.

 

El Campamento de Verano, implementado por la MLB para poner en marcha su justa en tiempos de COVID-19, se inició el 1ero de julio y terminó el día 22 del mismo mes, 24 horas antes de que Yankees de Nueva York y Nacionales de Washington subieran el telón del curso.

 

Verlander, al igual que el resto de los bigleaguers, apresuró su acondicionamiento en prácticas en las cuales debió guardar distanciamiento social y someterse a estrictas revisiones de temperatura corporal, medidas ideadas para prevenir contagios de coronavirus.

 

Participó en unos entrenamientos que se llevaron a cabo tras una paralización de casi cuatro meses. Houston no tenía actividad competitivas desde el 12 de marzo, cuando Rob Manfred, comisionado de MLB, paralizó el Spring Training 2020 por la llegada del COVID-19 a América del Norte.

 

El as de Houston se siente optimista pese a la situación

 

Justin Verlander, quien sólo participó en careos interescuadras y pocos  juegos amistosos, se siente optimista de cara a un eventual regreso en un torneo en el que, hasta ahora, se convirtió en un ejemplo de las consecuencias que tiene el poner en marcha certámenes de manera apurada.

 

De acuerdo con portales norteamericanos, algunos gerentes evalúan el riesgo que representa poner celebrar una zafra breve, en la que los beisbolistas deben laborar en 60 enfrentamientos en un lapso en 66 días. Sin embargo, Verlander confía en que, salvo una eventualidad, volverá a los diamantes.

 

 

“El reporte de los periodistas que indica que voy a perder el resto de la temporada no es preciso”, publicó Verlander en su cuenta de Twitter (@JustinVerlander). “Hay tensión en el antebrazo. Espero que con algo de descanso sane y pueda regresar pronto. Gracias (a los fanáticos) por los buenos deseos”.

 

Brote de coronavirus, otro problema

 

Verlander, dueño de un premio Novato del Año, una Triple Corona de Pitcheo y un galardón Jugador Más Valioso (JMV) del joven circuito, pretende continuar en un campeonato que está en vilo, luego que el lunes se confirmara un brote de coronavirus en el seno de Marlins de Miami.

 

Al menos 13 miembros de los peces, entre beisbolistas y técnicos, arrojaron resultados positivos a tests de COVID-19, algo que podría obligar a la cancelación del certamen, siempre y cuando Manfred lo decida.

 

La situación de Miami, que obligó a que suspendiera el compromiso que sostendría con Orioles de Baltimore pautado para este 27 de julio, sumada al peligro de posibles lesiones de estrellas de la pelota le da un toque de suspenso a una edición 2020 de MLB que el domingo registró a otros lesionados como consecuencia de la larga inactividad.

 

Justin Verlander

 

El jardinero izquierdo dominicano Eloy Jiménez y el pítcher Reynaldo López, su compatriota, abandonaron un choque de su club Medias Blancas de Chicago frente a Mellizos de Minnesota por molestias físicas.

 

Shohei Ohtani y inesperada fatiga

 

A la situación de Justin Verlander, se le suma el hecho de que el japonés Shohei Ohtani, serpentinero y bateador designado de Angelinos de Los Ángeles, lució fatigado y faltó de velocidad en su primera apertura de 2020 contra Atléticos de Oakland.

 

 

La condición de Ohtani desató más cuestionamientos sobre el estado de salud de los jugadores de MLB tras el confinamiento.

 

Ohtani, cuya bola rápida registró las 100 millas por hora (MPH) en su año de novato (2018), no sacó un out en su  reciente salida y permitió cinco anotaciones limpias en una jornada en la que su recta no alcanzó las 91 MPH. Regaló tres bases por bolas y recibió tres hits, para cargar con la derrota.

 

De los 30 envíos ejecutados por el nipón, la mitad (15) cayeron fuera de la zona de strike, algo que demustra que no tuvo control y generó múltiples dudas para los fanáticos sobre si fue acertado o no desarrollar la temporada 2020 de MLB.

 

La respuesta a esa interrogante la tendrá Manfred, un hombre bastante cuestionado por sus decisiones en el proceso de negociación entre propietarios y miembros de la Asociación de Peloteros (MLBPA) previo a la campaña –porque muchas de sus resoluciones fueron a favor de los dueños-, en las próximas horas.

 

Escrito por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

 

Foto: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba