Marwin González y el valor que Boston sí notó

La próxima temporada de las Grandes Ligas será de las más complicadas en lo que respecta al manejo de los lanzadores. Con una pandemia activa que cualquiera momento ocasiona un brote y un calendario apretado, mientras más pitchers se tengan en el róster será mucho mejor. Eso lo entendieron los Red Sox y se convencieron de firmar a Marwin González.

Entonces, ¿un utility que no muy posiblemente no estará todos los días en la alineación ayudará al cuerpo monticular? Alex Cora, mánager ganador de una Serie Mundial y amplio conocedor de las Grandes Ligas, está convencido de que sí.

El hecho de que en Boston estén Kike Hernández y González juntos, Cora contará con una versatilidad que no es común. Los dos pueden cubrir cualquiera de las posiciones del campo menos la receptoría, por lo que el cuerpo técnico tendrá la posibilidad que su róster esté conformado por solo tres jugadores en el banco y 14 lanzadores.

“Eso será genial para nosotros. Si realmente podemos ir con menos jugadores de posición y más lanzadores, que así sea”, analizó Cora a MLB. “Porque estos muchachos van a ser parte de este equipo y nos ayudarán a crear duelos. Podemos moverlos a la defensiva y ellos nos ayudarán a proteger realmente al cuerpo de lanzadores. Es extraño decirlo, pero nuestros jugadores de posición nos darán espacio, margen para maniobrar nuestro cuerpo de lanzadores”.

Marwin González: versatilidad en la extensión de la palabra

Alex Cora está familiarizado con González desde su única temporada junto con los Astros en 2017, cuando Cora se desempeñó como coach de banco. Durante esa campaña, empañada por el robo de señas de los siderales usando tecnología, fue la mejor ofensivamente para el venezolano.

Pero se ha encargado de crearse un nombre en las Grandes Ligas. González es un raro bateador ambidiestro que no parece tener un lado más cómodo. De por vida ligó para .261 contra zurdos y derechos. Su OPS es solo un poco mejor contra los diestros (.732) que contra los zurdos (.724), pero no es un margen para asegurar una debilidad o fortaleza.

Sin embargo, en 2020 sí mostró vulnerabilidad. Bateó .211 con cinco cuadrangulares y 2 carreras remolcadas durante 175 turnos al bate, lo que no le dejó llegar en una buena posición al mercado de agentes libres. Pero afortunadamente Boston vio algo que el resto no y lo firmó con la convicción de que puede ser una pieza importante para 2021.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera33

Foto: Minnesota Twins

Botón volver arriba