Pablo López: “Mi meta es cerrar la temporada sano y lanzando”

En tres de sus primeras cuatro temporadas en las Grandes Ligas, Pablo López ha sido perseguido por las molestias en el hombro derecho. Todo comenzó en su año de estreno en 2018 y continuó en la contienda siguiente. Tras una recortada campaña anterior en la que no presentó problemas de ese tipo, el venezolano se reencontró con los inconvenientes a mediados de julio.

Luego de pulir algunos aspectos de su juego en sus primeras dos pasantías por las mayores con los Marlins, López ha demostrado durante el último par de años que es capaz de mantenerse entre los mejores serpentineros de toda su liga cuando la salud lo acompaña.

En 11 presentaciones en 2020, el nativo de Cabimas dejó una efectividad de 3.61, con un WHIP de 1.18; mientras que en 19 aperturas este año, el diestro mejoró dichos números, tal como lo refleja un porcentaje de carreras limpias permitidas de 3.03, un WHIP de 1.08 y 111 ponches en 101.0 entradas de labor.

“Si soy capaz de terminar la campaña sano y lanzando, esa es la meta que estoy persiguiendo“, le comentó López a MLB.com el pasado lunes.

Asignación a la vista:

Ese día, el criollo, que se encuentra en la lista de incapacitados con una lesión en el manguito rotador derecho, lanzó una sesión de práctica de bateo de 35 pitcheos, como parte de su proceso de rehabilitación.

López utilizó todos los lanzamientos en su repertorio durante el primer episodio simulado, pero en el segundo acto se limitó a usar exclusivamente la recta. Su compatriota Sandy León y el también veterano Deven Marrero fueron sus contrincantes en la práctica.

Dijeron que sus envíos fueron buenos. Sus pitcheos quebrados lucían bien“, dijo el mánager de Miami, Don Mattingly, posteriormente. “El propósito del trabajo era que enfrentara a bateadores nuevamente y así seguir adelante con su progreso”, añadió.

A pesar de que la organización continúa sin ofrecer alguna fecha tentativa para el retorno de López, el mismo pitcher indicó después de su más reciente sesión que el siguiente paso podría ser iniciar una asignación de rehabilitación en las menores, tal como fue el caso cuando atravesó por un proceso de recuperación similar en 2019.

En caso de que así sea, el regreso del venezolano a la rotación de los peces podría darse para mediados de septiembre, lo que le permitiría cumplir su objetivo de no culminar el actual torneo en la lista de marginados.

Si bien las esperanzas de los Marlins de repetir este año en los playoffs parecen haberse esfumado en su totalidad, cerrar el campeonato con la mayor cantidad de miembros de su staff abridor en el roster activo sería ideal, con miras a una nueva oportunidad clasificatoria en 2022.

Miami recuperó recientemente al criollo Elieser Hernández, quien trabajó 5.1 innings de cuatro hits y una carrera en su regreso el domingo, luego de dos pasantías distintas en la lista de incapacitados de 60 días en lo que va de año.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta | @AndresEspinoza

Foto: USA Today Sports.

Botón volver arriba