Para Ozney Guillén la inactividad le pasó factura a sus Vaqueros

Haber sido el manager del primer equipo colombiano que asistió a una Serie del Caribe resulta todo un motivo de orgullo y regocijo para Ozney Guillén.

Sin embargo, el joven mandamás de los Vaqueros de Montería abandonará la ciudad de San Juan de Puerto Rico de regreso a casa con la amarga sensación de que su equipo pudo obtener mejores resultados de los que arrojó en la justa regional.

Guillén cree, tras su evaluación final de lo que fue la participación de su novena, que si bien la ofensiva no rindió dividendos y el pitcheo relevista no tuvo el desempeño esperado, lo que los afectó fue el prolongado tiempo de inactividad que tuvieron desde que lograron el campeonato hasta la fecha de inicio de la serie.

“Fue una experiencia gratificante, sobre todo porque estaba en mi primera experiencia como un manager profesional en el Caribe. Estoy satisfecho por como jugaron los muchachos, pudimos haber jugado mejor, pero me quedo con parte positiva que fue la manera como ellos pelearon todos los juegos frente a muy muy buenos equipos”, destacó el piloto de apenas 28 años de edad.

Novena de Guillén no ganó ni un compromiso

Vaqueros fue la única escuadra que no pudo ganar ni si quiera uno de sus cinco partidos en la Serie y en dos de ellos resultó blanqueado después de que la ofensiva nunca pudo producir.

 Tan bajo fue el rendimiento del lineup confeccionado por Guillén, que terminó como la peor ofensiva durante la primera etapa del torneo con apenas .138 de average y 4 carreras remolcadas. Lo más trágico fue que con corredores en bases se fueron de 21-3 y solo despacharon dos extrabases.

“El batazo oportuno nunca llegó. Lo que más nos afectó fue que estuvimos casi dos semanas sin actividad alguna y cuando un lanzador o un bateador pasa tanto tiempo inactivo, no resulta nada fácil venir a montarse en una lomita o aparecerse en el plato con el ritmo apropiado para enfrentarse a rivales de tan alto calibre como nos sucedió. Pero bueno son cosas de las que se debe aprender”, manifestó el hijo menor del ex estratega grandeliga Oswaldo Guillén, quien exhortó a la Liga Colombiana a revisar y hacer una mejor planificación del calendario para que en el futuro no ocurran este tipo de inconvenientes.

Todavía no define su destino

Ahora mismo Ozney Guillén disfrutará de unos últimos días junto con su familia que lo fue apoyar a territorio Borinquén, incluido el propio Ozzie, antes de decidir lo que va hacer de su destino para el verano, tras contar con varias ofertas ligadas al beisbol, tanto adentro, como afuera de los terrenos.

Con respecto a su continuidad con Vaqueros, todavía no ha conversado con la gerencia y aunque no asegura su retorno al circuito neogranadino, tampoco lo descarta. Todo dependerá de cómo le vaya en los próximos meses previos a los que dan inicio a los torneos invernales.

Escrito por: Rayner Rico / @RaynerRico29

Foto: Vaqueros de Montería

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba