Tiago Da Silva hizo historia con el uniforme bengalí

Tiago Da Silva no tardó mucho para causar impacto en la “cueva” de Tigres de Aragua, club que salió airoso en su estreno en la temporada 2019-2020 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP).

En ese Derbi Felino, disputado el martes en el estadio Universitario de la capital de la República, Silva ingresó en el octavo capítulo y se mostró solvente. El pítcher brasileño trabajó 1.1 innings en blanco para apuntarse su primer salvado con los bengalíes.

La actuación tuvo ribetes históricos, pues Da Silva (34 años) se convirtió en el primer amazónico en actuar y apuntarse un rescate para la tropa maracayera en los anales de la LVBP, de acuerdo con investigaciones realizadas por Fryddmar Álvarez, comentarista de TLT, y Héctor Hernández, analista deportivo.

Da Silva le “bajó la santamaría” al choque contra los melenudos, después de recibir dos hits, recetar tres ponches y no repartir bases por bolas. Eso le permitió cumplir la tarea encomendada por el mánager Clemente Álvarez en el comienzo de una cita de la LVBP en la que representa a un país, que no ha sido habitualmente uno de sus principales surtidores de talento.

Da Silva forma parte de una especie peculiar

Según el motor de búsqueda de Pelota Binaria, de los 695 atletas que han visto acción en la LVBP, y han nacido en zonas distintas a Estados Unidos o Venezuela, apenas cinco han emergido de la tierra amazónica.

Antes de que Da Silva se estrenará en la LVBP, en la cita 2013-2014 con el Caracas, habían jugado tres de sus paisanos. Luego de su irrupción apenas uno ha podido emular su proeza.

El primer brasilero que trabajó en la cuna del Libertador Simón Bolívar fue el serpentinero José Pett, quien actuó en la justa 1995-1996 con Cardenales de Lara. El diestro tuvo un gran rendimiento, pues dejó una marca perfecta de 6-0 y una efectividad de 2.30 en nueve aperturas, en las cuales propinó 20 ponches y repartió 11 boletos. Tiró 54.2 entradas.

Luego de Pett, se presentó André Rienzo, monticulista derecho que registró una foja de 0-1 en tres inicios con Tiburones de La Guaira en la edición 2012-2013. Sumó nueve abanicados y ocho pasaportes en 7.0 episodios.

Paulo Orlando, un símbolo larense

El tercero en aparecer en la “Pequeña Venecia” fue Paulo Orlando, un jardinero que ha completado certámenes exitosos a nivel ofensivo con los pájaros rojos larenses.

Debutó en el curso 2012-2013 y acumula seis temporadas de experiencia en la LVBP –se incluye su actuación en la zafra 2018-2019-. Exhibe un average vitalicio de .321, tras sonar 244 hits en 761 turnos, consumidos en 202 duelos. Colecciona 36 dobles, cuatro triples, 17 jonrones, 123 anotadas, 97 empujadas y 15 almohadillas robadas en 23 intentos. Ganó un Guante de Oro como patrullero central (2014-2015).

El otro brasileño que ha saltado a los diamantes de la LVBP es Leonardo Reginatto, un antesalista que se atavió con la franela de Bravos de Margarita en el torneo 2017-2018 . Golpeó .285 en 47 cotejos, en los cuales disparó cinco tubeyes y un cuadrangular. Además pisó la goma 19 veces e impulsar 25 carreras.

Regginato en la actual zafra de la LVBP está  en el conjunto de los Tiburones de La Guaira, bajo el mando de Renny Osuna.

Un taponero orgulloso

Da Silva, quien ha lucido los uniformes de Caracas, Lara y Aragua, encara su sexta campaña. Ostenta un récord de 15-4 con cinco salvamentos en 103 relevos, en los cuales ha conseguido un porcentaje de rayitas limpias de 2.76 en 137.1 capítulos.

Se siente orgulloso de haber escrito una nueva página con el combinado rayado y, sobre todo, porque demostró que tiene el nivel para ayudar a que su equipo saliera airoso.

“Estoy muy orgulloso y muy contento por vestir este uniforme. Es mi sexta temporada aquí en Venezuela, y estuve dos años con Leones, luego tres con Cardenales. Vengo a hacer mi trabajo, como todos los años”, dijo Da Silva el miércoles a David Méndez, jefe de prensa de Tigres.

Para el foráneo, alcanzar el mayor número de triunfos en el arranque de un evento tan corto como la LVBP (cuya primera fase está compuesta por 42 topes) es vital para acceder a postemporada.

“Se debe jugar cada juego como una final. De esos duelos hay que agarrar experiencia para llegar a los playoffs. Yo creo que todos los partidos son y serán muy importantes”, agregó Da Silva, quien es oriundo de Sao Paulo y se adjudicó un cetro de la LVBP con Caribes de Anzoátegui en la justa 2014-2015, cuando fue tomado como refuerzo en el Draft de Adiciones y Sustituciones.

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de David Méndez | Prensa Tigres 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba