Umpires no ven factible iniciar la temporada en Arizona

Un grupo de Umpires de Grandes Ligas le confesó este martes al periodista Ken Rosenthal (del portal The Athletic) que es inviable, y casi imposible, arrancar la temporada 2020 en Arizona, Estados Unidos, como pretende el comisionado Rob Manfred.

A juicio de los umpires, la propuesta resulta positiva porque busca brindar alegría a una población que se encuentra en cuarentena por causa del brote de coronavirus, pero no ven factible llevarla a cabo porque el deporte estaría limitado por políticas sociales en medio de una situación en la que el contacto físico está prohibido, para prevenir contagios.

“De acuerdo con el plan de las agencias federales, los miembros de un club convivirán en un mismo dugout de una forma extraña, pues los jugadores tendrán que estar separados, por lo menos, por seis pies de distancia (1.82 metros) para respetar la llamada distancia social”, explicaron los jueces. “Lo vemos difícil porque sería exponer a todos a medidas que van en contra de la disciplina en condiciones inseguras”.

Los umpires no creen que Arizona sea una sede favorable

De acuerdo con el plan de Major League Baseball (MLB), varias ciudades de Arizona albergarían choques de la ronda regular siempre y cuando la contienda arranque en mayo o junio. Sin embargo, los umpires consideran que esto no se podría realizar, porque esa entidad de Estados Unidos no cuenta con la logística necesaria para recibir al personal de 30 clubes.

“Los árbitros vemos que se dan propuestas sin analizar su impacto. Definitivamente, dudamos que la MLB ejecute una medida, sin tener chance de probar que sea efectiva. Creemos que sería bastante poco probable que los hoteles estén en capacidad para atender a los jugadores, que estarían en constante movimiento. Recordemos que estos sitios se usan durante la primavera, pero no son sedes de todos los duelos. Lo vemos complicado”.

A los encargados de impartir justicia tampoco le agrada que los compromisos se desarrollen bajo un clima de inseguridad sanitaria, pues los atletas estarían innecesariamente expuestos y también verían afectada su rutina laboral.

“Sabemos que la pandemia de coronavirus requiere jugar bajo condiciones especiales, entre ellas el trabajar con estadios sin fanáticos. Pero el evitar el contacto en un deporte caracterizado por el mismo, resulta inoportuno. No creemos que prohibir que los jugadores se choquen las manos o se mezclen en acciones cerradas sea bueno para el espectáculo. También pondría a los peloteros en riesgo”.

La gran esperanza de la MLB y su campaña 2020

De acuerdo con un boletín de prensa de MLB, las máximas autoridades de la liga al igual que el gremio de peloteros (MLBPA) decidirán a finales de abril si se celebrarán o no los cotejos de ronda regular en Arizona. Se contempla la posibilidad de que se jueguen choques en Florida.

Según Salvador Pérez, cátcher de Reales de Kansas City, dichos compromisos formarían parte de un plan que incluye dividir a 15 equipos (el número que conforma tanto a la Liga Nacional como la Liga Americana) en tres divisiones, para que se midan en la misma zona. De esta manera se ahorrarían costos de viajes largos en medio de la contingencia.

La intención de la MLB es poner en marcha un espectáculo lo más seguro posible, tanto para su personal como para los fans, en un contexto especial en el que estará bajo estricta supervisión gubernamental.

Rosenthal, un cronista deportivo que también labora para Fox Sports, indicó que MLB quiere formar parte del proceso de reorganización tanto de Estados Unidos como de Canadá en la etapa post-coronavirus.

Previamente, el béisbol sirvió como un elemento de sano esparcimiento después de la conclusión de la Segunda Guerra Mundial (1945) y tras los ataques terroristas del 11 de Septiembre (2001).

Escrito Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba