Varios quieren a Germán, pero los Rockies no estarían listos para cambiarlo

Durante los últimos años, mucho se ha hablado de cuán conveniente pudiera resultar un cambio de aires para Germán Márquez. No solo se trata de unos Rockies que han finalizado penúltimos en su división en el par de campañas más recientes, sino también de abandonar un Coors Field que es bien conocido por ser territorio hostil para cualquier lanzador.

Un vistazo a los números vitalicios del diestro sirve para argumentar aún más el caso de que salir de Colorado podría ser lo mejor en ocurrirle al venezolano. En 60 presentaciones como local en su trayectoria como ligamayorista, Márquez tiene una efectividad de 4.94, mientras que en 62 salidas en la carretera, dicho porcentaje de carreras limpias permitidas baja considerablemente hasta 3.52.

Más allá de uno que otro bache que ha atravesado Márquez en su joven carrera, algo normal para cualquier serpentinero y en especial para uno que todavía no alcanza los 27 años de edad, el llamado “paraíso de los bateadores” en las Grandes Ligas podría ser la gran traba que mantiene al nativo de San Félix como solo “un buen pitcher” y que no le ha permitido establecerse como un brazo estelar de la Liga Nacional.

Este año, con una tropa púrpura que llegó a la jornada de este viernes en el tan familiar cuarto puesto de la división oeste del viejo circuito, los rumores de cambio alrededor del criollo han comenzado a cobrar fuerza nuevamente; sin embargo, un reporte del reconocido periodista Ken Rosenthal neutralizó los mismos este viernes.

Según el redactor de The Athletic, Márquez estaría generando un fuerte interés en el mercado de canjes, pero el alto mando de los Rockies no tendría ningún tipo de interés en salir de su “as” todavía; de hecho, Rosenthal añade que si algún abridor de Colorado será canjeado antes de la fecha límite del 30 de julio, será el norteamericano Jon Gray, quien se encuentra actualmente en la lista de incapacitados.

No hay apuro en las oficinas:

El motivo es muy sencillo: Gray se puede convertir en agente libre al finalizar esta misma contienda, mientras que Márquez está bajo control del club por 26 millones de dólares durante los próximos dos años. Además, la divisa incluso podría retenerlo por una zafra adicional si deciden ejercer su opción por $16 millones para 2024.

A pesar de que Colorado, que también podría salir de su torpedero estrella Trevor Story antes de que el calendario llegue a agosto, se mantiene en un proceso de reconstrucción, con apenas 26 años de edad, Márquez tiene la juventud suficiente como para sobrevivir dicha etapa y además servir de base para que la directiva construya el resto del roster a su alrededor.

Tras un arranque titubeante de la temporada, el dos veces abridor del “Opening Day” por los Rockies se ha recuperado en tiempos recientes, con una efectividad de solo 1.89 en sus últimas seis apariciones, en las cuales ha pasado por la guillotina a 41 contrarios en 38 episodios de labor.

En general, el poderoso escopetero marca un porcentaje de carreras limpias permitidas de 3.91, con un WHIP de 1.34 y un sólido percentil de 87 en el renglón de “barrel%” en 13 aperturas de 2021, por lo que no es difícil comprender el motivo por el que sus servicios son tan solicitados por varias organizaciones, así como tampoco la razón de los Rockies para querer retenerlo en sus filas durante el mayor tiempo posible.

Escrito por: Andrés Espinoza Anchieta | @AndresEspinoza

Foto: Cortesía Rockies.

Botón volver arriba