Aníbal Sánchez abrió su cuenta ganadora en 2020

Tuvo que esperar hasta su cuarta apertura en la temporada, pero finalmente Aníbal Sánchez consiguió su primera victoria en la temporada. El derecho dominó y se adjudicó el triunfo en el encuentro en el que los Nacionales de Washington superaron 9 a 3 a los Marlins de Miami en el Nationals Park.

 

Además de inaugurar su cuenta de lauros, Sánchez tuvo su mejor presentación en 2020. El derecho, que recibió 17 carreras en sus primeras 18 entradas lanzadas, trabajó siete innings contra los peces y solo concedió una anotación. Ponchó a cinco contrincantes y no le negociaron base por bolas.

 

El comando, más que el control de sus lanzamientos, terminó como la clave del aragüeño. El abridor venezolano realizó 92 envíos durante el compromiso y 62 terminaron en la zona de strike. Con esa ubicación, indujo ocho roletazos y apenas cuatro elevados, uno de ellos fue el cuadrangular de Corey Dickerson en el tercer inning.

 

Además, Aníbal Sánchez enseñó durabilidad durante su presentación. La velocidad se mantuvo en sus lanzamientos hasta la parte final de su actuación y cerró la jornada retirando a ocho de los últimos 10 rivales que enfrentó.

Aníbal Sánchez cerró agosto con nota alta

 

Tras un comienzo para el olvido, Aníbal Sánchez destacó en sus dos últimas presentaciones en agosto. El pasado 17 de agosto limitó a tres carreras en los cinco innings que lanzó ante los Bravos de Atlanta, aunque terminó sin decisiones. Mientras que ante los Marlins consiguió la primera salida de calidad—tres anotaciones o menos en seis entradas o más de labor—en 2020.

 

Con sus aperturas que invitan a la recuperación, Sánchez bajó su efectividad a 6.48 con Whip de 1.72.

 

Aguilar y Rojas no pudieron

 

La ofensiva de los Marlins fue acallada por el pitcheo de los capitalinos. Solamente conectaron nueve incogibles en el encuentro, ninguno de ellos salió de los maderos de Jesús Aguilar y Miguel Rojas.

 

El inicialista de Miami terminó en blanco en tres visitas al plato y su promedio de bateo bajó a .272. Por su parte, el torpedero no pudo en las cuatro veces que se paró en el plato, por lo que su promedio cayó a .429.

 

Escrito por: César Sequera Ramos

 

Foto: @Nationals

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba