Caribes busca arqueros para enero

Caribes de Anzoátegui se amparó en su poder para conseguir su clasificación a la postemporada de la campaña 2019-2020 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP). Eso le permitió estirar a 10 su número de participaciones consecutivas en playoffs, a los cuales asiste desde la cita 2010-2011.

El equipo aborigen encabezó al circuito en cuadrangulares conectados (43), una cantidad bastante superior a la de sus escoltas en el rubro: Leones del Caracas y Navegantes del Magallanes, que suman 22 cada uno y finalizarán su actuación en la ronda regular el domingo.

Caribes, que acabó con una marca de 22-20 y aseguró el cuarto puesto de la tabla, no jugará hasta el 2 de enero, cuando se inicien las series de la “Fiesta de Enero”, en la que una vez más se presentará como un enemigo temible por su capacidad ofensiva.

Bateo, la carta de presentación de Caribes

Caribes, que a finales del domingo conocerá a su rival en los playoffs (retará al combinado que se sitúe en el tercer escalafón), posee una ofensiva explosiva. Aparte de encabezar a la LVBP en jonrones, también la lideró en anotadas (245), producidas (231), bases alcanzadas (611), porcentaje de embasado –OBP- (.377), slugging (.444) y OPS (.821).

Aunque su ataque es “temible”, el club careció de un staff de pitcheo de calidad, algo que necesitará robustecer para salir airoso en llaves al mejor de siete encuentros.

Los indígenas exhibieron la cuarta efectividad más alta (4.50), el segundo menor número de innings trabajados (352.1), la cifra menos elevada de salvados (8) y el tercer peor total de holds (24). Además lucieron una relación de bases por bolas y hits concedidos por cada acto (WHIP) de 1.51, la cuarta más alta del curso.

Centeno, un candidato a lucir el penacho

Sin importar los resultados de la tanda dominical, Anzoátegui tendrá la cuarta escogencia en el Draft de Sustituciones y Adiciones de la LVBP, pautado para el 30 de diciembre.

Un candidato a lucir “el penacho” en la postemporada es Henry Centeno, abridor de Bravos de Margarita que tuvo un buen rendimiento en la primera fase. El lanzador registró la efectividad más baja de la contienda (1.34), después de admitir siete carreras limpias en 47.0 innings. En nueve presentaciones, no conoció la derrota ya que culminó con un récord de 4-0.

Centeno, quien también despierta el interés de otras agrupaciones, terminó con un WHIP de 1.21, totalizó 30 ponches y repartió 20 bases por bolas en primera vuelta.

En caso de no poder seleccionar al as insular, otra opción para reforzar el endeble cuerpo monticular de Caribes sería Guillermo Moscoso, quien terminó con el cuarto menor porcentaje de rayitas pulcras (2.13). Concluyó con una foja de 2-1 en ocho salidas, en las cuales sumó 38.0 actos laborados, 28 ponchetes propinados y 10 pasaportes regalados. Su WHIP fue de 1.16.

Sin duda, fortalecer al grupo de escopeteros podría cambiar la fisonomía de un Caribes que intentará ampliar a cuatro su número de cetros conquistados en la historia de la LVBP.

Por: Joseph Ñambre | @JosephSports27

Foto: Cortesía de Tomás Rodríguez | Prensa Bravos de Margarita

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba