Jim Joyce avaló petición de Armando Galarraga para que reconozcan su Juego Perfecto

Cerca de 10 años y 9 temporadas han transcurridos desde aquel inolvidable episodio en el que un error del umpire Jim Joyce arruinó el que pudo haber sido el primer Juego Perfecto para un venezolano en Grandes Ligas, cuando Armando Galarraga quedó a un out de concretarlo frente a los Indios de Cleveland el 2 de junio de 2010.

Aquella polémica decisión arbitral se ha mantenido siempre en el entorno del circuito y recientemente ha vuelto a tomar fuerza después de que el propio Galarraga, inconforme por todo lo que aconteció, le hizo una petición pública a MLB para que le sea reconocida esa “joya del pitcheo”.

Ante dicha solicitud, el serpentinero venezolano ha conseguido un apoyo de peso para ejercer, de cierta manera, presión sobre los directivos para que su nombre sea inscrito en los libros de los récords. Se trata nada más y nada menos que del propio Jim Joyce.

Jim Joyce y la jugada que cambió su vida

El ex oficial, que en 2017 decidió retirarse del beisbol, manifestó recientemente su respaldo para con Galarraga, después de que sus esfuerzos para la revocación póstuma de aquella sentencia fueran en vano al MLB negárselo en diversas ocasiones.

«Estoy de acuerdo con él. Estoy de acuerdo. Porque lo hizo», le dijo a Yahoo Sports, quien aquel día fungió como el árbitro de la primera base.

Es Jim Joyce precisamente uno de los mayores interesados de que Armando Galarraga pueda estar entre el selecto grupo de escopeteros con un juego de estas características, sobre todo considerando que justo después de la pifia, su vida dentro y fuera de los terrenos nunca volvió a ser la misma a pesar de que el propio Galarraga, aceptó perdonarlo.

Desde entonces siempre estuvo en el “ojo del huracán”. De hecho, hay quienes señalan que fue ese erróneo juicio, el que de algún modo lo llevó a la “fama”, pues antes de eso no era precisamente uno de los umpires más reconocidos.

Un deseo cuesta arriba

La especie de “campaña” que ha emprendido Armando Galarraga para que el comisionado considere su petición y la que ahora cuenta con Jim Joyce, como otro protagonista aliado, si bien no es mala idea, la misma resulta un deseo cuesta arriba.

La postura de Rob Manfred desde que asumió como máximo ejecutivo siempre ha sido honrar la tradición y la esencia del beisbol y eso se logra sin tratar de cambiar lo que sucedió, independientemente de las formas en las que hayan sucedido.

Incluso, bajo esta premisa fue la que lo privó de despojar a los Astros de Houston del título conquistado en 2017 aún después de haber sido comprobada la trampa en la que incurrieron al aprovecharse de la tecnología para el esquema del robo de señas.

Redacción Sports Venezuela

Foto: MLB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba