Narváez le puso dinamita a su bate en 2021 (+Videos)

Antes de la temporada 2021 de la Major League Baseball (MLB), el receptor Omar Narváez confesó que quería reivindicarse como bateador y, al menos, en el arranque de la campaña cumplió su deseo.

La noche del martes se presentó en Wrigley Field y descargó un jonrón solitario para contribuir a la victoria 4-0 de Cerveceros de Milwaukee sobre Cachorros de Chicago. Terminó de 3-2 con una anotada y una empujada.

Gracias a esa actuación dejó su promedio en un elevado .500 en una torneo en la que acumuló cinco impulsadas y pisó la goma en dos ocasiones.

El toletero zurdo le pegó la conexión de cuatro esquinas al lanzador Adbert Alzolay en la parte alta del cuarto inning con dos outs. Depositó la pelota en las gradas del jardín izquierdo para despachar su segundo cuadrangular en jornadas consecutivas y sentenciar el score.

El lunes, en el mismo escenario, sacudió un vuelacercas productor de tres rayitas en el revés 5-3 de los espumosos ante los oseznos. Le sacó la bola a Jason Adam con un par de outs.

Narváez y su contacto

El inicio de esta justa de MLB resultó ideal para el careta de 29 años que aprovechó las prácticas primaverales de Milwaukee realizadas en Phoenix, Arizona, para ajustar su swing y golpear la esférica con más fuerza.

La fórmula le dio buenos resultados hasta ahora. Sonó siete indiscutibles en 14 turnos. Aparte de sus dos vuelabardas, disparó cinco sencillos. Exhibió un OBP de .533 y un OPS de 1.462.

Esos números son superiores a los que dejó en un 2020 para el olvido, cuando actuó en 40 choques y mostró una anémica media ofensiva de .176 tras ligar 19 incogibles en 108 chances, entre ellos cuatro tubeyes y dos estacazos. Registró un OBP de .294 y un OPS de .562.

Racha positiva

Narváez conectó “metrallazos” en cada uno de los cuatro encuentros que disputó en 2021 y se encamina a concretar su meta: convertirse en un referente ofensivo entre cátchers de MLB, algo que sí hizo en 2019 con Marineros de Seattle.

En 2019 intervino en 132 partidos y bateó 119 inatrapables en 428 chances para lucir un average de .278. Totalizó 12 dobles, 22 bambinazos, fletó 55 anotaciones y marcó 63. Culminó con un OBP de .353 y un OPS de .813.

El máscara aragüeño, veterano de seis “zafras” de MLB, parece encaminado a superar su desempeño de 2019, siempre y cuando pueda conservar su tórrido ataque y se aleje del “fantasma de las lesiones” durante todo 2021.

Escrito por: Joseph Ñambre | Twitter: @JosephSports27

Foto: MLB

Botón volver arriba