Anuncio: La Superliga no murió, se reevaluará

La salida del Big Six inglés fue el detonante a la apresurada “muerte” de la nueva Superliga Europea, con menos de dos días desde su anuncio. Esta situación provocada por varios factores obligó a los restantes, Real Madrid, Barcelona, Atlético de Madrid, Inter, Juventus y Milan, a replantearse dicha iniciativa. Sabiendo además que otros candidatos como el PSG y Bayern Múnich declinaron rotundamente antes de unirse.

El comunicado oficial de la organización dejó en claro su objetivo de construir un modelo rentable, y que a pesar de la retirada de los equipos de la Premier League, es totalmente legal. Avalado por una corte. “Dado a las actuales circunstancias, hemos reconsiderado los pasos más apropiados para reformar el proyecto, siempre teniendo en nuestra mente nuestras metas de ofrecerle a los fanáticos la mejor experiencia posible mientras incrementamos los pagos a toda la comunidad del fútbol”, concluyeron.

El principal rechazo hacia la Superliga Europea

La principal crítica hacia el certamen, de aficionados, periodistas, jugadores y técnicos, fue la imposibilidad de los clubes “más humildes” de poder disputar esta liga. El formato de los “clubes fundadores” no sentó bien en la opinión pública, citándolo de “injusto” y que no valoraba el “mérito deportivo” para formar parte de este selecto grupo cuyo número sería de 20 en total, siendo 15 los fijos cada año.

“No es deporte”, así lo definió Pep Guardiola por garantizarle a los fundadores que no se ausentarían. Sin importar lo hecho en sus copas domésticas o en la misma Superliga. Probablemente, será el primer punto a resolver para agradarle al mundo fútbol y ganarse la confianza, dándole mayor enganche al torneo.

Escrito por: Santiago Aceituno R / @SantiAce23

Foto: Diario Gol

Botón volver arriba