La noche más bonita que vivió el “Lobo” Alejandro Guerra (+ Videos)

¡Venezolano! ¡Venezolano! ¡Venezolano! Los gritos eran ensordecedores en una noche tan fría como inolvidable. Abandonaba la cancha el “Lobo” Alejandro Guerra y el homenaje no tardó en llegar, el Vinotinto había hecho la tarea y solo quedaba esperar en el banquillo para levantar la Copa Libertadores.

 

América se rindió a los pies de Medellín en la noche del 27 de julio del 2016. Una alegría inolvidable para el fútbol colombiano por la gloria del Atlético Nacional, y Venezuela también estuvo presente para ser parte de la eternidad.

 

Un venezolano jamás había probado el dulce sabor de ser Campeón de América en la Copa Libertadores, y Alejandro Guerra lo hizo realidad. No solo fue levantar la copa, sino que el caraqueño lo hizo a lo grande: se consagró como el MVP del torneo.

 

Un Lobo venezolano en Medellín

 

El Lobo, conocido científicamente como Canis Lupus, es un mamífero carnívoro legendario por su aullido. Ese sonido que emiten para comunicarse, puede escucharse desde largas distancias. Además, viven en manadas de seis y 20 de su misma especie.

 

Guerra, el Lobo venezolano, no aúlla. Este se comunicaba con un fútbol exquisito que le dio la vuelta al continente y lo catapultó a ser el mejor del campeonato. Su manada era de 10 compañeros en cancha, y unos cuantos que esperaban en el banquillo, dirigidos por Reinaldo Rueda.

 

Davinson Sánchez, Miguel Borja, Franco Armani, Alexis Henríquez, Macnelly Torres, Orlando Berrío, Marlos Moreno y Daniel Bocanegra y Farid Díaz eran parte de la manada que llevó al Verdolaga a reinar el continente. Y luego ser tercer lugar en el Mundial de Clubes.

 

Las noches mágicas de Guerra

 

Alejandro Guerra era, junto a Macnelly, el que manejaba los tiempos del equipo. Y como buen lobo se creció en las noches más trascendentales para llegar al objetivo. El venezolano disputó un total de 13 desafíos en la Copa Libertadores y en 10 lo hizo como titular. Para el recuerdo, gritó tres veces al cielo de Medellín.

 

Sí, tres fueron los goles del venezolano en la competición. En octavos de final marcó doblete frente a Huracán -más una asistencia-, en la vuelta que se disputó en el Atanasio Girardot. Esa noche puso el 2-1 y 3-1 parcial del 4-2 final. Un duelo que pitó José Argote.

 

En cuartos de final se volvió a crecer ante el poderoso Rosario Central, que venía de golear a Gremio. En la ida los argentinos vencieron 1-0 en casa, mientras que en la vuelta fue el Verdolaga que se quedó con el boleto a las semifinales.

 

Marco Ruben había abierto el marcador al 9’, Torres lo igualó y Guerra al 50’ puso el 2-1. Por gol de visita pasaban los argentinos, hasta que Berrío se convirtió en el héroe con su gol al 90+5’.

 

Guerra, protagonista  en la final

 

Atlético Nacional tenía al frente un sorprendente equipo como el Independiente del Valle, que llegaba a la instancia definitiva tras eliminar en octavos de final a River Plate, en cuartos a Pumas UNAM y en semis a Boca Juniors.

 

Demáse decir que los ojos estaban sobre los ecuatorianos.

 

En el Atahualpa de Quito se disputó la ida, con el recuerdo de ver a hinchas de otros clubes ecuatorianos apoyar al noble equipo de Sangolquí, que jugaron en la capital por no tener un estadio con la capacidad necesario para montar dicho espectáculo. Aun así, asistieron más de 38.500 espectadores.

 

Guerra no fue titular en esa función, ingresó al 83’ por Sebastián Pérez y fue parte del empate 1-1 que dejaba encaminada la definición del 27 de julio del 2016 en Medellín.

 

La fiesta en el Atanasio fue apoteósica. Con 48.545 espectadores en la cancha, los que no pudieron ingresar y todos los que veían frente al televisor gritaron el gol de Miguel Ángel Borja al minuto 8. También disfrutaron del mejor de la cancha: Alejandro Guerra.

 

Al 88’ salió del compromiso solo para una cosa, escuchar un cántico que se convirtió en un himno para él: ¡venezolano, venezolano! Al final de la noche sacó su bandera con ocho estrellas para sentir su baño de satisfacción. Sus pisadas dejaron un legado imborrable en la ciudad montañosa.

 

https://twitter.com/RaulZambrano7/status/1287853477897613320?s=20 

 

Escrito Por: Raúl Zambrano Cabello / @RaulZambrano7

 

Foto: @nacionaloficial

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba