Miroslav Klose vuelve al Bayern Múnich

Después de muchos rumores, finalmente Miroslav Klose se convirtió en asistente del entrenador del Bayern Múnich, Hansi Flick. Así lo anunció el equipo a través de sus redes sociales.

Hasta ahora se desempeñaba como entrenador en la cantera del equipo y se integrará al cuerpo técnico de Flick a partir del próximo 1 de julio del 2020. Su contrato, en principio, será por un año con el club. Llegará para disputar lo que resta de la Champions League, si es que se reanuda, pues la temporada de la Bundesliga finalizará el 30 de junio.

“Estamos muy felices de que Miro se haya decidido a dar ese paso de la cantera a los profesionales. Es el delantero alemán con más éxitos en los últimos 15 o 20 años. Estoy seguro que ante todo nuestros delanteros sacarán provecho del trabajo con él”, dijo el presidente del Consejo Directivo del Bayern, Karlheinz Rummenigge. Según Rummenigge, Klose era el candidato deseado por Flick para ocupar el puesto.

Por su parte, el director deportivo del club, Hasan Salihamidzic, recordó que Klose había estado durante dos años al frente del equipo sub17 del Bayern con buenos resultados deportivos.

https://twitter.com/FCBayern/status/1258380569597161473

Admiración mutua entre Klose y Flick

El alemán de 41 años dijo que se alegraba de su nueva tarea y de su trabajo con Flick. “Hansi y yo nos conocemos muy bien desde nuestros años juntos en la selección alemana. Para mí este es el siguiente paso en mi carrera como entrenador. Espero que con mi experiencia pueda contribuir de manera importante a que el Bayern alcance sus objetivos deportivos“, declaró.

Hace unos días, Flick también decía que le gustaría que Klose se integrara al staff . “Sin duda sería un beneficio para el equipo de entrenadores. Pero eso no lo digo sólo por mí, sino principalmente por él”, mencionó el entrenador en videollamada. “Conozco a Miro desde hace mucho tiempo, lo considero una persona muy leal, agradable, sociable y muy competente”, agregó.

Cuatro años fuera de las canchas

Klose se alejó de las canchas a finales de 2016, como máximo goleador en la historia de los mundiales. El alemán tuvo su primera oportunidad en el banquillo como auxiliar de Joachim Löw.

En su etapa como futbolista, estuvo en el Bayern Múnich durante cuatro temporadas (2007-2011), en las que anotó 53 goles y dio 21 asistencias en los 150 partidos que disputó. En ese tiempo, ganó seis títulos, entre los que se incluyen dos de Bundesliga. En su primera temporada, formó un trío célebre con Franck Ribery y Luca Toni que se conocía como la fórmula “Rikloni”.

Escrito por: Jhaelp Luque/ @Jhaelpluque

Foto:  Bayern Múnich

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba