Simeone se “murió de hambre” en Lisboa con la nevera llena

Ir a Lisboa en busca de revancha, y con el recuerdo de haber dejado en el camino al actual campeón, le daba mucho crédito al Atlético Madrid de Diego Simeone. Sumado el hándicap de encarar a un club como el Leipzig, inexperto en instancias de cuartos, más allá del cartel que llevaban de “equipo revelación”.

 

El planteamiento de Simeone en la llave de octavos de Champions contra el Liverpool, más el buen momento con el que cerraron La Liga, le daba la responsabilidad de ser favoritos ante los alemanes. Una carga que al técnico argentino nunca le ha gustado llevar: él prefiere siempre ir en plan de víctima al combate.

 

Su estilo mezquino, amarrete, rácano o calculador -como lo hacen llamar los especialistas- no sorprende a nadie. No iba el Cholo a cambiar su fórmula ahora, sería traicionarse a él mismo. Pero, ¿ir en plan de víctima ante el Leipzig?

 

Y la nevera se le quedó con buena comida

 

¿Cómo se come eso? Sencillo, en la alineación titular ya se podía notar la propuesta ultra defensiva de Simeone. Prefirió dejar sentados a João Félix, Álvaro Morata, Thomas Partey o Thomas Lemar, para apostar por un lento y fuera de forma Diego Costa. Y lo que es todavía más insólito, jugar con Marcos Llorente de segundo punta.

 

Llorente, el héroe de Anfield. En aquella cita salió desde el banco a sentenciar al Liverpool de Klopp, un volante mixto con buen remate de media y larga distancia, pero no reconocido por ser un mediapunta o algo parecido. Decisiones que en el segundo tiempo dejaron al descubierto el planteamiento del ex entrenador de River Plate.

 

Simeone reaccionó cuando era tarde

 

El entrenador mejor pagado del mundo dejó sentado al jugador más caro en la historia del Atlético. Simeone prefirió mandar a la grada del José Alvalade al portugués João Félix, su goleador en la Champions League. Y le dio ingreso al 58’ ya cuando perdía con el gol de Dani Olmo.

 

Precisamente Félix fue el encargado de buscar y convertir el penal que le daba cierto respiro al conjunto rojiblanco. Pero no fue suficiente, Julian Nagelsmann tenía todo controlado. Lejos de pegarle presión, sacó a sus dirigidos adelante y encontraron premio al 88’ con un golazo de Tyler Adams.

 

¿Consideras que ya caducó el ciclo de Simeone? Por lo pronto se conforma con el tercer lugar liguero que le dio boleto a Champions 2020-21.

 

 

Escrito por: Raúl Zambrano Cabello / @ZambranoPoesia.

Foto: Agencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba