Yeferson Soteldo: la luz de Venezuela en una jornada gris

Durante la caída 1-3 de Venezuela ante Argentina hubo un futbolista de la localía que le dio brillo a una velada difícil para la afición del Olímpico de la UCV: Yeferson Soteldo. El “enano” disputó los merecidos 90 minutos del encuentro, por primera vez en una cita por puntos, y terminó maquillando el resultado final con clase.

Yeferson Soteldo comandó los primeros ataques en la banda izquierda y su insistencia le dio premio en el cierre de la noche

El “10” de La Vinotinto era titular por apenas segunda vez desde que arrancó la Eliminatoria. Leo González lo incluyó en su ofensivo 4-4-2 como volante izquierdo para causar desequilibrio en los metros finales y crear situaciones de gol. Cuando se jugó 11 vs 11 inquietó con individualidades driblando con el lateral argentino, e intentó con envíos ubicar a sus delanteros. Ninguno pudo conectar con claridad.

Ya con uno menos por la expulsión de Adrián Martínez, se le puso aún más difícil la tarea de generar peligro. Aunque con la modificación táctica del técnico interino pasó a ser una segunda punta junto a Josef Martínez y posteriormente Jan Hurtado. Eso liberó de responsabilidades de marca al del Toronto FC encomendándose a una escapada suya para llegar al arco rival.

El ingreso de Hurtado le dio un socio más indicado que le pivoteara y le bajara balones. Al instante de su entrada Venezuela casi halló la igualdad, mediante un remate desviado que pasó muy cerca del palo. “Churta” peinó de espaldas un balón largo que cayó en los pies de Soteldo.

La definición de Yeferson Soteldo

Esa combinación también produjo el penal a favor sobre el cierre del compromiso. El nacido en Acarigua hizo una pared dentro del área con el delantero del RB Bragantino y sufrió el pisotón de Alejandro “Papu” Gómez que él mismo cambió por un tanto al estilo “Panenka”. El primer grito oficial en 14 partidos de esta índole con la Selección Nacional.

Escrito por: Santiago Aceituno R / @SantiAce23

Foto: TV Pública argentina

Botón volver arriba