El tenis se unió a protestas contra el racismo

Así como la NBA, el béisbol de Grandes Ligas y la Major League Soccer, el tenis decidió unirse a la protesta contra la violencia racial en Estados Unidos. Los organizadores del Máster 1000 de Cincinnati, torneo que este año se juega en Nueva York y que sirve de abreboca para el US Open, decidieron suspender la jornada de este jueves y retomar la acción un día después, como gesto de apoyo a los reclamos ciudadanos frente a lo sucedido con Jacob Blake, hombre perteneciente a la comunidad afroamericana que recibió siete disparos por parte de efectivos policiales en medio de un suceso ocurrido en el estado de Wisconsin, el pasado 23 de agosto.

 

«Como deporte, el tenis está adoptando una postura colectiva contra la desigualdad racial e injusticia social que una vez más ha sido puesta en primer plano en la Estados Unidos. USTA, ATP Tour y WTA han decidido reconocer este momento en el tiempo pausando el juego del torneo el jueves 27 de agosto. El juego se reanudará el viernes 28 de agosto», indicó el comunicado oficial difundido por el torneo de Cincinnati en el sitio de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP).

 

 

Esta determinación de la organización del torneo de Cincinnati provocó un cambio de parecer en el pensamiento de la estelar tenista japonesa Naomi Osaka, quien dio marcha atrás a su decisión de abandonar el certamen -lo había deslizado el miércoles- como medida de respaldo a las protestas de los ciudadanos de color frente a lo que consideran otro grave acto de discriminación por parte de las fuerzas policiales, a meses del asesinato de George Floyd, en otro hecho que conmocionó al mundo y tuvo repercusiones en los estamentos deportivos. 

 

Buenas noticias para el tenis: Osaka jugará su duelo de semifinales

 

“Antes que deportista, soy una mujer negra. Y como mujer negra siento que hay asuntos mucho más importantes que necesitan inmediata atención, antes que verme a mí jugar tenis”, justificó Osaka, de padre haitiano y madre japonesa, al anunciar su marcha de la cita.

 

 

Pero, para alegría del tenis, el jueves entregó un comunicado a través de su oficina de prensa para confirmar que saldría a la cancha el viernes. “Sin embargo, después de mi anuncio y de una larga consulta con la WTA y la USTA, accedí a su solicitud para jugar el viernes. Se ofrecieron a posponer todos los partidos hasta el viernes y, en mi opinión, eso llama más la atención al movimiento. Quiero agradecer a la WTA y al Torneo por su apoyo ”, señaló Osaka en un texto que fue publicado en el sitio web de la WTA.

 

 

Osaka jugará contra la belga Elise Mertens, mientras que la otra semifinal será animada por la británica Johanna Konta y la bielorrusa Victoria Azarenka, este viernes en la reanudación de la justa.

 

En tanto, en el cuadro de caballeros el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, procurará el ‘ticket’ finalista frente al español Roberto Bautista, al tiempo que en la otra llave estarán cara a cara el griego Stefanos Tsitsipas y el canadiense Milos Raonic.

 

Escrito por: Carlos José Méndez / @CarlitosJMendez

Foto: WTA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba