Celtics-Raptors: el más ganador ante el campeón defensor

Celtics y Raptors barrieron con sus rivales en primera ronda. Si bien dicho desenlace era previsible en el Toronto-Brooklyn, sorprendió un poco en el Boston-Philadelphia. Lo cierto es que ambos equipos se vieron más sólidos que nunca: haciendo un gran trabajo en defensa y siendo muy constantes en la ofensiva, sin depender de una única figura. Se verán en las semifinales de la Conferencia Este, pero si nos dijesen que es la final, sería más lógico aún.

 

El trébol 3/4 de Boston

 

Boston cuenta con un trío de figuras que han demostrado ser suficientes para impulsar al equipo en todo momento: Jayson Tatum, Jaylen Brown y Kemba Walker. Los tres promediando más de 20 puntos por juego. No obstante, en esta serie adolecerán la ausencia del cuarto fantástico: Gordon Heyward, quien por un esguince de tobillo se perderá cuatro semanas.

 

Considerando que un eventual séptimo juego está pautado para el 08 de septiembre, los tiempos no le dan al versátil ex-Jazz para llegar a la cita.

 

Es una baja sensible, pero, ¿será lo suficientemente determinante para complicar a los celtas? En cuatro partidos ante Toronto esta temporada -incluyendo uno en la burbuja-, Heyward sumó 51 puntos (12.7 ppj).

 

De por sí, tener tres opciones ofensivas de tanto calibre es un lujo. Su calidad ha estado acompañada de constancia y eso es incluso más importante aún. Aún siendo Tatum y Brown muy jóvenes, ya tuvieron que enfrentar a los Cavs de LeBron. Walker tiene un Mundial -decepcionante, pero lo tiene- en sus hombros, además de una oportunidad única con una franquicia contendiente, que no tuvo en Charlotte.

 

Ante Philadelphia el equipo respondió y dio muchas garantías. El panorama es distinto ante los feroces Raptors. Los tres mosqueteros deberán mantener su ritmo e involucrar constantemente a los actores de reparto: Marcus Smart, Daniel Theis, Enes Kanter y Brad Wanamaker.

 

 

Un momento dulce para Toronto

 

Los Raptors viven el mejor momento de su historia: son los vigentes campeones de la NBA, la barrida ante Brooklyn fue la primera de la franquicia y este sábado Nick Nurse fue elegido como entrenador del año.

 

Parece que Kawhi Leonard no se hubiese ido hace un año. Todo es alegría. Y más importante: todo es buen rendimiento en la duela, en ambos costados de la misma.

 

Lograron limitar a los neoyorquinos a menos de 100 puntos en 2 de los 4 juegos. En los que no lo consiguieron, su desempeño ofensivo fue histórico (134 y 150 puntos).

 

La única noticia negativa para los canadienses es que Kyle Lowry presenta un esguince en el tobillo izquierdo. En las próximas horas su estado será actualizado. Lo más probable es que no alcance a estar al 100% para el primer partido este jueves (27/08).

 

https://twitter.com/ShamsCharania/status/1297934941456662528

 

Más allá del mencionado percance, los Raptors no solo son sólidos, sino que esta plantilla ya sabe cómo ganar. La temporada pasada, mientras Boston no tuvo oportunidad alguna ante los Bucks, los dinosaurios remontaron un 0-2, ganando cuatro partidos en fila.

 

Hoy se creen más que nunca que tienen un chance legítimo de volver a ser campeones. No es un sueño ni una utopía. Sin Leonard no se derrumbaron, se hicieron más fuertes. Eso los hace ver mucho más peligrosos.

 

Han ganado 11 partidos de los 12 que han disputado en la burbuja. Casualmente su única derrota fue ante los Celtics. ¿Qué cosas, no?

 

Celtics-Raptors: desde la banca

 

El Celtics-Raptors se jugará intensamente desde la banca. Norman Powell y Serge Ibaka lideran la segunda unidad de Toronto. Por Boston destacan Enes Kanter y Brad Wanamaker.

 

https://twitter.com/SirGeorgeF/status/1297933942218264577

 

Aquí es donde los dirigidos por Brad Stevens cojean un poco. La lesión de Heyward obligó al estratega a incluir a Marcus Smart de inicio, debilitando considerablemente a sus suplentes. De hecho, no hay mucho más allá de Kanter y Wanamaker. La rotación se acorta prácticamente a siete jugadores.

 

Los Raptors sí podrían ir un poco más profundos. En Matt Thomas tienen a un tirador de cuidado, arma de la que carecen sus rivales. Por su parte Terence Davis es capaz de oxigenar la conducción de balón ante la baja del habitual suplente, Patrick McCow.

 

Lo normal es que terminase siendo un siete versus siete, en términos de rotación. La diferencia es que seis jugadores de Toronto promediaron 10 o más puntos. El único por debajo de dicha cantidad fue Marc Gasol (7.5 ppj). ¿Por Boston? Cinco, y uno de ellos no estará. Aunado a ello, bastante energía perderá Marcus Smart en defensa como para exigirle más de 15 puntos por partido en lo que se vislumbra una serie larga.

 

La última advertencia que recibieron los Celtics de los Raptors, cuanto menos, asusta. El banquillo con el que cuenta Nick Nurse le encestó 100 puntos a Brooklyn para completar la barrida. Esa es la mayor cantidad de puntos de una segunda unidad en la historia de los Playoffs.

 

 

La influencia de la segunda unidad debe preocupar a Boston, pero los duelos directos deben preocupar a Toronto. Los Celtics le ganaron a los Raptors tres de los cuatro partidos que jugaron esta campaña.

 

La serie comenzará el próximo jueves a las 6:30 PM. A disfrutar.

 

Escrito por: Jorge Fernández / @SirGeorgeF.
Foto: Michael Dwyer /AP.
Videos: Bleacher Report.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba