Francisco Álvarez aprobó con creces su prueba de 2021

Finalizó la temporada regular en las ligas menores y los prospectos de las organizaciones empezarán a evaluar su crecimiento en el último año. Al menos dentro de las evaluaciones de los Mets de Nueva York encontrarán una calificación elevada en Francisco Álvarez, principal promesa del conjunto.

El receptor de 19 años de edad estuvo en dos niveles de las categorías inferiores y en ambas mostró que estaba listo ofensivamente para producir en esos circuitos. Además, enseñó capacidad para hacer ajustes y no dejarse intimidar por estar rodeado de beisbolistas más experimentados.

Álvarez comenzó la zafra en Clase-A y terminó en Clase-A avanzada. Al ser un jugador que apenas disputaba su segundo año en los Estados Unidos parecía un reto demasiado grande, sin embargo, sus estadísticas enseñan que incluso luce listo para una responsabilidad mayor. Pero ahora será en 2022 cuando los Mets consideren un ascenso para el careta.

Francisco Álvarez ligó para .272, con 24 cuadrangulares y OPS de .941 durante los 327 compromisos que disputó en todos los niveles. Con un OBP de .388 y slugging de .554, el alto mando de los metropolitanos no hizo más que confirmar que poseen un diamante con habilidades ofensivas superlativas.

Porque esos números muestran mucho más que una buena actuación con el madero. Por ejemplo, Álvarez negoció 40 boletos y se ponchó 82 veces durante los 84 compromisos que estuvo en Clase-A avanzada, un balance que considerarán alentadoras si toman en cuenta que se midió a lanzadores mayores y con más recorrido en el beisbol profesional. Asimismo, terminó con un saldo 132 de wRC+ (promedio de la liga es 100), por lo que finalizó encima de sus colegas pese a la inexperiencia.

“Todo comienza con la manera en que controla la zona de strikes. Que un joven sea capaz de hacer swing a los strikes, dejar pasar las bolas, por sencillo que parezca, es extremadamente difícil”, le dijo Tommy Josephs, coach de bateo del St. Lucie Mets, a Nathalie Alonso de MLB.com. “Ha hecho un tremendo trabajo. Y cuando le tiran pitcheos para batear, está dando un swing agresivo y trata de hacer daño. Ha sido impresionante verlo”.

Francisco Álvarez, al ser firmado por los Mets en 2018, fue proyectado como un receptor con habilidades especiales de la ofensiva. El contacto y el poder fueron resaltados en su reporte de scout. Todavía es pronto para saber si los veedores fueron precisos, pero lo que mostró en 2021 invitan al optimismo en Nueva York.

La defensiva es el área a mejorar de Francisco Álvarez

Ofensivamente, Francisco Álvarez eximió. No existe un área dentro de la caja de bateo que no haya mostrado potencial y un avanzado crecimiento, pero en lo que respecta a la defensiva, no es igual. Al ser un receptor, no es una valoración que se deba ignorar.

En los 59 encuentros que jugó como cátcher, Álvarez cometió 12 errores, un número demasiado con sus disparos a las bases, quizás las principales acciones que debe saber controlar un receptor de primer nivel.

Seguramente no se trató de una noticia que sorprendió a los preparadores de los Mets. Saben que deben colocar especial atención durante los entrenamientos defensivos de Francisco Álvarez, porque nadie duda que podrá producir en las Grandes Ligas con el madero, es su uso de las mascota lo que genera ciertas dudas.

Los scouts están convencidos de que mejorará y se convertirá, en el peor de los casos, en un receptor promedio. Sin embargo, hay potencial para ser un jugador defensivo sólido, especialmente por la fuerza de su brazo que le permitirá controlar a los corredores del equipo rival.

Eso sí lo mostró Francisco Álvarez. El venezolano atrapó a 19 rivales que intentaron hurtar una almohadilla, prueba de que cuenta con habilidades potentes. No obstante, le robaron 69 bases, así que todavía tiene margen de mejora.

“Definitivamente, es élite”, continuó el coach de bateo, ahora hablando sobre los tiros del venezolano. “Ha atrapado a corredores que fácilmente debieron llegar a salvo por los pitcheos o los elementos, y él los ha retirado. Es divertido verlo lanzar, eso es cierto. Simplemente necesita seguir jugando, ver más acción en los partidos, estar detrás del plato en una situación grande con corredores en las bases tarde en el juego. En esos momentos debes asegurarte de pedir el pitcheo indicado y que estés preparado para la situación. Creo que es en eso que tiene que trabajar y eso viene con el tiempo”.

Y promete mejorar todavía más. Ya Francisco Álvarez finalizó su actuación en 2021 y ahora le tocará descansar. Luego retomará los entrenamientos y se preparará para un 2022 que promete dejarlo a pasos de las Grandes Ligas.

Escrito por: César Sequera Ramos |@CesarSequera11

Foto: MILB

Botón volver arriba